Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de junio de 2021
  • Actualizado 12:17

TRAS RENUNCIA DE MORALES

El MAS asegura que la oposición ejecutó “plan B” en la UCB

Dos exautoridades del oficialismo concuerdan en que el ascenso de Áñez fue presionado por la oposición en aquel entonces, sin embargo, existen contradicciones en su relato.
La exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Susana Rivero.     ABI
La exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Susana Rivero. ABI
El MAS asegura que la oposición ejecutó “plan B” en la UCB

La exdiputada Susana Rivero, que participó en el diálogo político tras la renuncia del expresidente Evo Morales en noviembre de 2019, se adhirió al relató de Teresa Morales, exministra del Movimiento Al Socialismo, al publicar una serie de tres mensajes por Twitter en los que afirma que la oposición de entonces no informó que Jeanine Áñez asumiría la Presidencia de Bolivia, como en el pasado aseguraron dirigentes oficialistas, y que la investidura de la expresidenta fue parte del “plan B” que tenían los rivales del partido azul.

En los mensajes, Rivero explica que leyó el memorial que el Procurador del Estado, Wilfredo Chávez, presentó para acusar al gobierno de Jeanine Áñez, actualmente detenida en la cárcel de Miraflores, para sostener la acusación de golpe de Estado y objetó algunas afirmaciones.

Tras la salida de Evo Morales en 2019, tres exautoridades del MAS, Adriana Salvatierra, Susana Rivero y María Teresa Morales sostuvieron una reunión en la Universidad Católica Boliviana de La Paz con políticos de la oposición de aquel entonces, entre los que figuran, Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana, José Quiroga y Samuel Doria Medina, entre otras políticos e instituciones.

En su relato, la exparlamentaria afirma que no es preciso señalar que, en las reuniones de pacificación, auspiciadas por la Iglesia católica y la Unión Europea, se haya mencionado el nombre de la ahora exmandataria.

“Leí el memorial de Subprocurador en caso golpe. En él se distorsiona lo sucedido en reuniones 11 y 12 de noviembre 2019. Por mi responsabilidad con Bolivia aclaro que es impreciso afirmar que nos comunicaron que Áñez sería presidenta y que ya tenía apoyo de FFAA”, dice el primer mensaje.

También explicó que, desde el lado de la oposición, donde participaron líderes como Samuel Doria Medina, Carlos Mesa y Oscar Ortiz, entre otros, en algún momento se mencionó de manera general que habría un “plan b”, en el caso de que el Movimiento Al Socialismo no dé paso a la transición presidencial tras la renuncia de Morales, ocurrida el 10 de noviembre de 2019.

“El 11 de noviembre Adriana y Teresa no hablaron nada mientras no se garantizara la vida de Evo y Álvaro. El 12 tocamos procedimientos y dejamos bien claro que no podíamos tocar más temas porque no habíamos hablado con la bancada. A uno de ellos se les salió que tenían plan B”, dice el segundo mensaje.

La acusación que impulsa el MAS y el gobierno de Luis Arce en este caso parte de la hipótesis de que esas reuniones en la UCB fueron el momento concluyente para consolidar un presunto “golpe de Estado” para posesionar a Áñez en la Presidencia con apoyo de las Fuerzas Armadas. Por este caso, Áñez fue encarcelada el 15 de marzo junto a sus exministros Álvaro Coímbra y Rodrigo Guzmán.

“Al final de la reunión del 12 se nos dijo: Apúrense a hablar con su bancada que tenemos plan B. Nosotras ni sabíamos cuál era ese plan. Lo vimos recién en la tardecita en la tele como todos, por lo que no pueden insinuarse cosas que no pasaron”, añade en el tercer mensaje. Si bien el relato de un “plan B” fue planteado en principio por Teresa Morales, existe una contradicción con lo escrito por la exparlamentaria ya que la exministra de Desarrollo Productivo y exdirectora de la Unidad de Investigaciones Financieras, Teresa Morales, afirmó en una anterior oportunidad, que desde la oposición preguntaron si estarían de acuerdo con que Áñez fuese presidenta del Estado.

“Con las representantes del MAS presentes, ellos ‘abiertamente preguntaron’, cuenta la exministra, si “¿ustedes aceptarían que la presidenta del Estado sea Jeanine Áñez?” Salvatierra les reclamó que la pregunta estaba por demás, cuando “todos sabemos” que Áñez por lo menos desde el domingo 10 (cuando Morales y García renuncian) ya estaba activa, actuando como la nueva jefa de Estado, y desde el lunes 11 “está usando la cápsula (el vehículo) presidencial para moverse en el territorio nacional”, especificó Morales según publicaron medios locales.

Las palabras de Morales como testigo de este caso, fueron una de las bases del Ministerio para pedir la detención de Áñez y sus exministros.

En las declaraciones, la exautoridad relató los hechos sucedidos durante las reuniones tras la salida de Evo Morales. Entre otros detalles, la exministra aseguró que Jorge Quiroga, expresidente del país, coordinaba con el comandante de la FFAA la salida de Morales y el posterior inicio del dialogo con exautoridades del Movimiento Al Socialismo.