Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 19:23

Loza denuncia "cobros" de Bs 20 en puntos de bloqueos de Santa Cruz y habla de "tierra de nadie"

“Ojalá que el pueblo cruceño se pueda liberar porque está como rehén de algunos intereses políticos que están forzando el paro ”, declaró en senador.
El senador Leonardo Loza. ARCHIVO
El senador Leonardo Loza. ARCHIVO
Loza denuncia "cobros" de Bs 20 en puntos de bloqueos de Santa Cruz y habla de "tierra de nadie"

Tras los violentos enfrentamientos registrados en el Plan 3.000 la noche de este miércoles, situación que ha derivado en la gasificación de una bebé de 11 meses, el senador del masismo Leonardo Loza afirmó este jueves que Santa Cruz se ha convertido en "la tierra del desorden, violencia y de fascismo", y aseguró que el paro cívico de 27 días "solo tapa la corrupción de Luis Fernando Camacho al frente de la Gobernación".

Lamentó que la región "se haya convertido en tierra de nadie, de maltrato, discriminación y clasismo por culpa de algunos grupos que tienen grandes intereses económicos y políticos". Considera que "tienen grandes intereses de dividir al país y fragmentar la propia Constitución Política del Estado".

Señaló que en cada cuadra se estaría cobrando 5, 10 o 20 bolivianos para circular, y cuando el chofer pasa un punto de bloqueo, debe seguir pagando en la siguiente cuadra, que están controlada por los que apoyan el paro cívico.

Indicó que "grupos violentos", por la noche, maltratarían a la gente. Según el senador, "se toman y roban instituciones". “Ojalá que el pueblo cruceño se pueda liberar porque está como rehén de algunos intereses políticos que están forzando el paro en Santa Cruz”, declaró.

Entiende que hay "grandes caprichos políticos" de algunas personas y políticos, como el gobernador Camacho, que -según su apreciación, "está engañando al pueblo con el paro forzado para tapar la corrupción que ha generado su gestión".

Sostuvo que si se haría una intervención y una auditoría transparente, se descubrirían “grandes robos económicos” encubiertos con el paro.