Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 03 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00

Lío por Censo se agudiza: 2024 toma fuerza, Cuéllar lo “veía venir” y conflicto crea suspenso

Este martes, al promediar las 20:00, la violencia retornó a las calles de Buena Vista, Santa Cruz. Un grupo de personas supuestamente afín al Gobierno intentó ingresar por el sector del surtidor, con la intención de levantar algunos puntos de bloqueo. 
El ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui (i), el rector de la UAGRM, Vicente Cuéllar (d). Gentileza de El Deber y Archivo
El ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui (i), el rector de la UAGRM, Vicente Cuéllar (d). Gentileza de El Deber y Archivo
Lío por Censo se agudiza: 2024 toma fuerza, Cuéllar lo “veía venir” y conflicto crea suspenso

La madrugada de este miércoles, de forma sorpresiva y antes de los cinco días que el Gobierno había mencionado para un posible cierre de mesas técnicas, el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, anunció al país que el Censo se realizará en 2024, tal como lo planificó desde el inicio la actual administración del país. Por otra parte, desde el Comité Interinstitucional de Santa Cruz anunciaron que se radicalizarán medidas y el conflicto retornó a las calles en el municipio de Bella Vista.

Este martes, al promediar las 20:00, la violencia retornó a las calles de Buena Vista. Un grupo de personas supuestamente afín al Gobierno intentó ingresar al pueblo por el sector del surtidor con la intención de levantar algunos puntos de bloqueo. 

El enfrentamiento duró alrededor de media hora, hasta que la Policía llegó para calmar los ánimos.

Es en este contexto que, al menos, la sugerencia de la comisión técnica resolvió cerrar filas en torno al 2024, retrocediendo un mes en su propuesta inicial según informó Cusicanqui.

Antes del anuncio final del Gobierno, y frente al retiro de técnicos cruceños de la reunión en Trinidad, Rómulo Calvo, presidente del Comité Cívico del oriente, junto a Luis Fernando Camacho, gobernador de Santa Cruz, anunciaron que el tema de la consulta nacional dejó de ser técnico. Anticiparon que se radicalizarán medidas y responsabilizaron al presidente Luis Arce de "cualquier hecho de violencia de ahora en adelante".

Vicente Cuéllar, cabeza del Comité Interinstitucional, dijo sentirse decepcionado con el resultado; sin embargo, manifestó que era "algo que se veía venir desde un inicio", ya que “está claro que por encima del interés colectivo están pensando en el interés político”.

“Por encima de la discusión técnica hay una postura política. No entienden y es difícil hacerse escuchar cuando no tienen la predisposición de cambiar la postura política que ya asumieron anticipadamente. Este es el resultado que buscaba el Gobierno. Es el resultado que asumieron desde un inicio”, explicó Cuéllar, citado por El Deber.

Melvy Rojas, líder de los técnicos cruceños que participaron de la reunión en Trinidad, explicó este martes que Santa Cruz sugirió contratar mas personal y explicaba cómo acelerar procesos para acortar plazos. Según Rojas, la respuesta del Gobierno a algunas sugerencias estaba relacionada con la dificultad de manejar a mucho personal y situaciones climáticas como la lluvia.

Por su parte, el Gobierno cree que toda medida de presión debería cesar pues la fecha se decidió en una mesa técnica y lamentó que Santa Cruz haya abandonado la mesa técnica a poco tiempo de su finalización.