Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 28 de febrero de 2024
  • Actualizado 21:42

Linera vaticina 'derrota' masista en 2025 si Evo y Arce no se unen; siente 'dolor' por Morales

El exvicepresidente salió a la palestra y se refirió al conflicto interno que vive el partido azul. Admitió que todo puede derrumbarse si los "dos líderes" no solucionan sus conflictos. Manifestó decepción por la actitud de Morales y dijo que si la oposición capitaliza esta crisis, podría ganar las elecciones en primera vuelta.
El exvicepresidente Álvaro García Linera junto a una fotografía de Luis Arce y Evo Morales en un acto de Gobierno. COMPOSICIÓN OPINIÓN
El exvicepresidente Álvaro García Linera junto a una fotografía de Luis Arce y Evo Morales en un acto de Gobierno. COMPOSICIÓN OPINIÓN
Linera vaticina 'derrota' masista en 2025 si Evo y Arce no se unen; siente 'dolor' por Morales

El exvicepresidente del Estado Álvaro García Linera se refirió a la crisis oficialista entre "evistas" y "arcistas" y vaticinó que si el presidente del Estado, Luis Arce, y el líder masista, Evo Morales, no solucionan los problemas internos, la “derrota en 2025 está asegurada”.

Para García Linera, este conflicto inició en las élites políticas, pero ahora se ha trasladado a las organizaciones y a la sociedad popular, lo cual está ocasionando que se “fragmente la estructura de la sociedad”.

“Espero que esto no sea un camino sin retorno, si fuera así, la derrota está asegurada. La hipótesis que manejo es que la unidad entre Luis Arce y Evo Morales es la garantía a la victoria en 2025. La división es el camino a la derrota”, dijo la exautoridad en el programa Fama, Poder y Ganas.

Sin embargo, el exvice espera que tanto Morales como Arce logren reunirse, al menos por un “principio de sobrevivencia”.

“Espero que por un principio de sobrevivencia y de grandeza histórica, los dos líderes (se unan), porque no espero nada de sus segundones, ellos no tienen formación política y no formaron parte del proceso”, afirmó.

EVO, LO QUE MÁS ME DUELE

García Linera dijo sentirse dolido por la actitud del exmandatario al que acompañó por 14 años en el poder debido a que ve cómo Morales estaría desechando todo su trabajo.

“Evo es lo que más me duele, por que vi cómo ese hombre tejió ese proceso de alianzas y hoy es como verlo destejiendo todo ese trabajo. Es como desandar ese camino largo que él tuvo”, expresó.

Respecto a Arce, el exvice manifestó no sentir el mismo sentimentalismo pues “no es un hombre con gran trayectoria política, entonces son más comprensibles sus limitaciones”.

Sin embargo, la postura de Morales toca una fibra sensible en la exsegunda autoridad del país ya que, a sus ojos, Evo logró unificar a todo el sector campesino logrando las bases fundamentales para el poder político que los mantuvo casi una década y media en la cima del país.

“Evo fue uno de los grandes artífices, pero hoy Evo no está repitiendo ese acto y en esta pelea contra Luis por la candidatura están promoviendo una división de estructuras sociales. Me duele muchísimo”, aseveró.

“SOPAPO DE REALIDAD”

García Linera augura que aún existan “sopapos de realidad” para que Evo y Arce se den cuenta de la magnitud de la grieta y sus consecuencias electorales.

“Yo esperé que el fenómeno Milei en Argentina sea como un sopapo de realidad para los dos líderes, pero ya veo que no”, expresó.

Sin embargo, manifestó que aún queda el 2024 para encaminar las cosas y dijo sentir algo de esperanza en que tanto Evo como Luis Arce puedan resolver sus diferencias.

DERECHA UNIFICADA

De cara a las elecciones, el exvicepresidente admitió que si la “derecha” se logra unificar “podrían llegar a ganar en primera vuelta” si es que el masismo sigue dividido.

Aunque García Linera manifestó que la oposición no tiene un liderazgo fuerte.

“La hipótesis de una derecha unificada hay que manejarla con seriedad. Más allá de sus ambiciones personales hay un proyecto de clase que van a buscar defender, podrían ir unificados a una elección y nosotros podríamos perder en primera vuelta. La victoria no se consigue por la debilidad de tus contrincantes sino por tu fortaleza”, afirmó.

Incluso, dio algunos de los posibles datos que él prevé que podrían ocurrir tras una elección con el MAS fragmentado.

“La derecha puede articular un 40% muy fuerte o más y las candidaturas de Evo y Arce acumular un 15% o 20%”, sentenció.