Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 00:00

Lima considera justificadas las protestas de mujeres y pide disculpas por la retardación de justicia

El ministro de Justicia, Ivan Lima, durante una conferencia del prensa. ARCHIVO
El ministro de Justicia, Ivan Lima, durante una conferencia del prensa. ARCHIVO
Lima considera justificadas las protestas de mujeres y pide disculpas por la retardación de justicia

Luego de que mujeres se manifestaron en contra de la violencia machista y la corrupción en el sistema judicial, el ministro de Justicia, Iván Lima, dijo que las movilizaciones fueron justificadas, ante lo cual pidió disculpas a las víctimas.

Horas antes mujeres marchistas llevaron sus protestas a la Fiscalía, Tribunal de Justicia y Ministerio de Justicia, donde -con gritos, pancartas y pintura- reclamaron por la liberación de hombres acusados de violencia y denunciaron la inacción y retardación de las autoridades judiciales.

El ministro Lima dijo que las movilizaciones sólo se pueden evaluar de positivas y que lo ocurrido “es absolutamente justificado, las víctimas no tienen una respuesta de parte del sector justicia”.

“Lo que nos queda es pedir disculpas por la indolencia y la grave retardación de la justicia y por las situaciones que se han presentado en los últimos años”, manifestó el Ministro.

Lima reafirmó que el gobierno tiene el compromiso del cambio, de la reforma y el fortalecimiento de la Ley 348.

Advirtió además que es en el mal funcionamiento de la justicia, Fiscalía y Policía está la responsabilidad de quienes actualmente son sus autoridades.

“No nos queda otro camino que pedir disculpas a las víctimas y seguir trabajando coordinadamente para mejorar esta justicia”, aseveró.

A su turno, la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, consideró doloroso ver los testimonios de personas que están en busca de justicia.

Señaló que las formas de manifestación estuvieron llenas de rabia, pero de manera justificada.

Cruz indicó que genera dolor los casos de niñas vejadas, desaparecidas, mujeres víctimas de violencia y menores que quedan huérfanos, pero causa rabia que los acusados por estos hechos después puedan campearse por las calles con más seguridad que las víctimas.

Llamó a que se genere un cambio en el actual sistema de justicia, desde los jueces, fiscales y policías, pero también defensorías de la niñez, Servicios Legales Integrales y hasta los abogados y abogadas.