Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 03:19

Ley de Emergencia aún no se promulga; Arce batalla con dos conflictos fuertes en 3 meses

La norma sanitaria tuvo el visto bueno del Senado, el jueves. La Iglesia pide que se “salven vidas”, pero el sector médico advierte con movilizaciones.

Una protesta pasada de los galenos. COLEGIO MÉDICO DE SANTA CRUZ
Una protesta pasada de los galenos. COLEGIO MÉDICO DE SANTA CRUZ
Ley de Emergencia aún no se promulga; Arce batalla con dos conflictos fuertes en 3 meses

En tres meses de mandato, el presidente del Estado, Luis Arce, ha tenido que afrontar dos protestas muy marcadas: la primera tuvo como protagonista al sector del transporte, que paralizó el país con bloqueos el mes pasado, pidiendo el diferimiento de créditos que posibilitara un “respiro” para los prestatarios.

La segunda sucede estos días, con los colegios médicos del país, liderados por su ente matriz, en franca oposición y a la guardia, ante la probabilidad de que el Gobierno promueva la Ley de Emergencia Sanitaria. Además, Arce debe lidiar con los dueños de las clínicas privadas, que rechazan la resolución ministerial que pone un freno a los altos cobros en los recintos particulares.

El 12 de enero pasado, los transportistas se unieron para parar el país con un contundente bloqueo de caminos en demanda del diferimiento bancario durante seis meses, sin el cobro de intereses ni capital. La noche anterior a esa medida, los dirigentes máximos del rubro sostuvieron una reunión con el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, pero mostraron su desacuerdo abandonando la cita, en La Paz.

Tras el encuentro, algunas horas más tarde, hubo luz verde. Ambas partes llegaron al consenso y las movilizaciones se desvanecieron. Uno de los puntos acordados fue que los bancos se verán imposibilitados de subir la tasa de interés fijada en el contrato.

Iniciado el mes en curso, el turno fue de los galenos, que se alinearon para protestar en contra de la Ley de Emergencia Sanitaria, sancionada inicialmente por Diputados y devuelta con modificaciones, producto de las movilizaciones de los médicos, quienes consideraron que dicha norma perjudicaba al rubro.

El viernes 1 de febrero, el Colegio Médico de Bolivia y el Gobierno firmaron un acuerdo para la nueva redacción de la norma y poner fin, así, a las protestas. Sin embargo, algunas entidades afiliadas se desmarcaron y advirtieron que continuarían con los paros. El jueves pasado, Diputados sancionó la normativa.

A cuatro días de ello, todavía no hay promulgación.

La tensión sigue. En las últimas horas, los galenos anunciaron que se movilizarán en rechazo a las enmiendas. Creen que las mismas no satisfacen las exigencias y son anticonstitucionales.

Por su parte, la viceministra de Seguros de Salud, Alejandra Hidalgo, instó a los médicos a desistir de las medidas de presión en este momento de pandemia.

“Les exhortamos, les pedimos a todo el personal de salud que no, por favor, no acudan al paro, porque nuestra población ya está preocupada por el tema del virus”.

La iglesia Católica también intercedió. Solicitó tanto al Gobierno como a los galenos que dialoguen y “salven vidas”, de modo que el paro general de los doctores no se lleve a cabo. El arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, recalcó en su homilía que la crisis sanitaria desnudó las carencias en salubridad.