Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de octubre de 2020
  • Actualizado 14:29

Legislativo, controlado por el MAS, advierte que no aprobará ningún crédito hasta que se vaya Añez

El senador Omar Aguilar, señaló que como el Gobierno no canaliza el Bono Contra el Hambre, el Legislativo tampoco aprobará créditos hasta que finalice la gestión de Jeanine Áñez.
La presidenta del Senado Eva Copa cuando promulgó leyes resistidas por el Gobierno. BRUJULA DIGITAL.
La presidenta del Senado Eva Copa cuando promulgó leyes resistidas por el Gobierno. BRUJULA DIGITAL.
Legislativo, controlado por el MAS, advierte que no aprobará ningún crédito hasta que se vaya Añez

El Legislativo, controlado por el Movimiento Al Socialismo (MAS), advirtió este jueves que no aprobará ningún crédito más hasta la culminación de gestión del gobierno de Jeanine Añez, porque se negaría a pagar el Bono Contra el Hambre de mil bolivianos, aunque el Ejecutivo le dijo que no puede cumplir con ese beneficio porque la Ley 1330 no tiene respaldo financiero.

“Si no se aprueba este bono en favor de la población, sino se aprueba este bono de mil bolivianos para que las familias puedan subsistir algunos días más antes de que se cambie el Gobierno, no se va aprobar un solo crédito más”, afirmó en radio Panamericana el senador Omar Aguilar, quien es parte de la directiva del Senado y que dijo que se encuentra junto a la presidenta del Senado, Eva Copa, en Cobija (Pando.

Amenazó que tampoco se aprobarán dos créditos, uno de 254 millones de dólares, provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y de 450 millones de dólares del Banco Mundial (BM), que son tramitados por el Ejecutivo.

“Mientras el Gobierno no establezca de manera clara, mientras el gobierno no se comprometa con el pueblo a pagar este bono de mil bolivianos, no vamos a aprobar absolutamente nada ni siquiera esos dos créditos pendientes”, añadió.

Copa promulgó la Ley 1330 que crea el Bono Contra el Hambre el pasado 17 de septiembre. “El Bono Contra el Hambre fue promulgado por mi persona ya que se rechazó las observaciones que hizo el Ejecutivo. Este saldrá de los créditos del Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial que suman 740 millones de dólares. Es un bono que espera la población boliviana porque muchos no pudieron salir a sus fuentes de empleos ni vender su mercadería”, dijo entonces.

GOBIERNO NO TIENE DINERO

El Gobierno afirmó este miércoles que no hay recursos financieros para el pago del Bono Contra el Hambre pese a que ese mismo día se reglamentó la norma de manera formal. “En el decreto se señala que una vez ingresadas esas cuentas, es decir que una vez que se apruebe la ley y se la promulgue, lo que se tiene que hacer es recibir el dinero a las cuentas y recién se lo debe ejecutar a través del Ministerio de Economía, mientras tanto no tenemos el dinero y no sabemos de dónde lo vamos a sacar; por tanto, nosotros sólo hemos cumplido el procedimiento, pero no hay recursos con qué pagar”, informó a Página Siete el viceministro de Inversión Pública y Financiamiento Externo, Gonzalo Quiroga.

El gabinete de ministros aprobó ayer el Decreto Supremo 4345, cuyo fin es reglamentar la Ley 1330, del 16 de septiembre de 2020, para el pago del bono contra el hambre. “En el marco de la Ley 1330, el bono contra el hambre de 1.000 bolivianos será otorgado por única vez de acuerdo a los criterios previstos en el presente decreto supremo y normativa aplicable”, dice el decreto.

No obstante, el artículo 10 de la misma norma señala que el bono contra el hambre será financiado con recursos de crédito externo, cuyo objeto haya sido definido en los contratos específicamente para este propósito.

Quiroga sostuvo que el uso de créditos que se incluye en la Ley 1330 no ha sido aprobado por la Asamblea Legislativa,  ya que todo crédito externo requiere que sea aprobado con una ley. Detalló que los créditos internacionales provenientes del BID y BM, por un monto total de 704  millones de dólares, a la fecha están paralizados en la Cámara de Senadores, instancia que ni siquiera los han convocado para hacer la explicación técnica.

Mientras que el crédito de la CAF por 350 millones de dólares, que es de libre disponibilidad, continúa en la Comisión de Planificación de la Cámara de Diputados. Reiteró que no hay recursos porque los proyectos de contratos de créditos internacionales están paralizados en el Legislativo.