Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 17 de abril de 2021
  • Actualizado 22:31

Lago Uru Uru genera compromiso; alistan planta de tratamiento

Cerca de mil personas se sumaron a la cruzada que terminó con el recojo de más de 80 volquetas de basura.
Una persona ingresa al lago para retirar la basura (i). Un perro en medio de los residuos sólidos. APG
Una persona ingresa al lago para retirar la basura (i). Un perro en medio de los residuos sólidos. APG
Lago Uru Uru genera compromiso; alistan planta de tratamiento

Una nueva jornada de limpieza se emprendió ayer en el lago Uru Uru, del departamento de Oruro, hasta donde llegaron cerca de mil personas y lograron el recojo de más de 80 volquetas de basura, principalmente botellas y plásticos, que representan más de 8.000 toneladas.

Pero no solo se logró generar conciencia, sino el compromiso de gestionar la implementación de plantas de tratamiento de basura y aguas servidas.

La primera vicepresidenta del Senado, Lindaura Rasguido, anunció, según ABI, que se implementarán estos proyectos para detener la contaminación ambiental.

 “Trabajaremos conjuntamente con la Alcaldía y la Gobernación. Ya tenemos algunos proyectos a diseño final”, afirmó la senadora orureña.

Explicó que mientras se consoliden esos proyectos, se trabajará en la limpieza de las riveras del lago Uru Uru y convocó a las instituciones de Oruro a sumarse a esa campaña los días 7, 8 y 9 de abril.

En la misma línea, el alcalde electo del municipio de Oruro, Adhemar Willcarani, al culminar la segunda jornada de limpieza vecinal en orillas del lago, trabajo realizado junto a efectivos policiales, funcionarios de YPFB, ENDE de Oruro y el apoyo del ecologista francés Alexis Dessard, pidió la colaboración de la comunidad internacional.

Para implementar una nueva planta de tratamiento de residuos sólidos, según detalló, se requiere $us 70 millones, una reingeniería de las lagunas de aguas servidas de $us 87 millones, y un plan maestro pluvial y sanitario requiere una inversión de $us 30 millones, detalló.

“Son problemas estructurales que necesitamos consolidar para el municipio de Oruro”, aseguró la futura autoridad.

El lago, considerado un sitio Ramsar por la biodiversidad que acoge, sufre la contaminación con residuos sólidos así como de sustancias químicas de las empresas mineras del lugar.