Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 03 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00

Justicia amplía por 3 meses detención preventiva de Áñez

El abogado defensor dijo que el proceso lleva más de 20 meses, pese a que la norma establece que esta medida debe durar solo hasta 12 meses.
La expresidenta Jeanine Áñez en una fotografía de archivo. ABI
La expresidenta Jeanine Áñez en una fotografía de archivo. ABI
Justicia amplía por 3 meses detención preventiva de Áñez

Por otros tres meses más, un juez determinó ampliar la detención preventiva de la expresidenta Jeanine Áñez y de sus exministros de Justicia, Álvaro Coímbra, y de Energías, Rodrigo Guzmán, por el denominado caso “Golpe de Estado I”.

Este miércoles fue considerada la situación de las exautoridades luego de valorar la solicitud de ampliación del caso propuesta por la defensa de la exdiputada del MAS, Lidia Patty, al que se sumaron la Fiscalía y la Procuraduría General del Estado.

La autoridad jurisdiccional consideró que la ampliación a la detención preventiva se encuentra enmarcada en los procedimientos “objetivamente definidos” en el Código Penal. Áñez, Coimbra y Guzmán enfrentan el proceso por los delitos de terrorismo, sedición y conspiración.

El abogado Luis Guillén cuestionó que el proceso lleva más de 20 meses, pese a que el Código de Procedimiento Penal establece que la detención preventiva solamente puede durar 12 meses, mientras que la etapa preparatoria, al no tener una acusación dentro de un proceso penal, solo puede durar 18 meses.

“Vale decir que ya nos encontramos fuera de los plazos establecidos por ley”, remarcó.

Observó además que en la audiencia, la Fiscalía haya señalado que los conflictos sociales y el bloqueo por el censo en Santa Cruz imposibilitaron que se realicen otros actos relacionados a la investigación.

“Este proceso se viene tramitando con una total negligencia y efectivamente solo con el único propósito de mantener con detención preventiva a las personas que se encuentran involucradas en el caso”, añadió.

Áñez guarda detención preventiva en el penal de Miraflores, mientras que sus exministros se encuentran recluidos en el penal de San Pedro.

El caso “Golpe de Estado I” tiene que ver con los hechos que derivaron en la proclamación de Áñez como presidenta, el 12 de noviembre de 2019, luego de la renuncia del entonces mandatario Evo Morales.