Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de junio de 2022
  • Actualizado 10:26

Juicio se reanuda con demora y entra en cuarto intermedio, por la salud de Áñez

La expresidenta y exjefes policiales son procesados en este caso por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes.
Jeanine Áñez ingresa este miércoles a su audiencia. APG
Jeanine Áñez ingresa este miércoles a su audiencia. APG
Juicio se reanuda con demora y entra en cuarto intermedio, por la salud de Áñez

Con más de una hora de demora, el juicio “golpe de Estado II” se reanudó la tarde de este jueves, debido a que la expresidenta Jeanine Añez tuvo que ser atendida por un equipo de cinco médicos por una contractura muscular que le había afectado. Al cabo de media hora, el tribunal declaró un cuarto intermedio en sala, para que se valore nuevamente el estado de salud de la exmandataria.

Antes de las 15.00, el presidente del Tribunal de Sentencia Anticorrupción Primero de La Paz, Germán Ramos, al no verificar la presencia de Añez en la audiencia, detuvo el acto judicial, a la espera de que la exmandataria escuche la audiencia de manera virtual, frente a la computadora instalada en el penal de Miraflores.

Pasadas las 15.00, luego de que la audiencia fue convocada para las 14.00, el médico del penal de Miraflores, que se identificó con el apellido Careaga, dijo que la exmandataria podía seguir la audiencia, debido a que sus signos vitales estaban dentro de los parámetros normales.

“Ella está, en este momento, estable; ha tenido un cuadro de contractura muscular a nivel del cuello. Por el estado emocional que ella tiene, le afecta mucho emocionalmente, pero no le afecta a las patologías de base, le estamos controlando, los cinco médicos, sus signos vitales que están dentro de los parámetros normales”, dijo el galeno en la audiencia.

Una vez conocido ese informe. Ramos dispuso la continuidad de la audiencia, “teniendo en cuenta que únicamente debe estar presente y escuchar lo que se va a debatir”.

Posteriormente, Ramos dio la palabra al abogado Róger Valverde, defensor del almirante Flavio Arce San Martín, para que exponga sus alegatos finales dentro del proceso.

Sin embargo, después de las 15.30, el abogado Luis Guillén advirtió que su defendida estaba, al parecer, dormida, por lo que pidió que se suspenda la audiencia.

Ramos dispuso que los galenos la valoren nuevamente y establezcan si puede seguir la audiencia o no y ordenó un cuarto intermedio de 10 minutos en sala.

Añez y exjefes policiales son procesados en este caso por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes.