Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 23 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:00

Jueza deja sin efecto “rebeldía” de Cossío y este se defenderá

El exgobernador de Tarija huyó del país en 2010, tras ser suspendido de su cargo debido a una imputación por presuntas irregularidades. Tiene dos sentencias, de tres y seis años.
Mario Cossío emite declaraciones tras su arribo al país. ABI
Mario Cossío emite declaraciones tras su arribo al país. ABI
Jueza deja sin efecto “rebeldía” de Cossío y este se defenderá

La jueza de la Sala Cuarta de Sentencia dejó ayer sin efecto la declaratoria de rebeldía impuesta contra el exgobernador de Tarija Mario Cossío, después de que la ex autoridad se presentara en el Tribunal Departamental de Justicia, informó a ABI la abogada de la ex autoridad, Gina Castellanos.

"En la frontera tuvo conocimiento de que existía arraigo, de esa manera él ha tomado conocimiento que había declaratorias de rebeldías, como consecuencia de las mismas el arraigo, de esa manera se identificó un proceso en la Jueza Cuarto de Sentencia y él se hizo presente y como corresponde y manda la ley ante el apersonamiento voluntario, cesa de manera inmediata los arraigos y aprehensiones", informó a los periodistas.

Añadió que el exgobernador no conoce cuántos procesos tiene, debido a que estuvo nueve años fuera del país, luego de ser destituido “ilegalmente” del cargo por el Gobierno de Evo Morales y sus operadores políticos.

Cossío huyó a Paraguay en 2010 tras ser suspendido de su cargo debido a una imputación por presuntas irregularidades en la contratación de la empresa Imbolsur que debía proveer el cemento asfáltico para la ruta al Chaco, reportó ANF. 

Desde su salida de territorio boliviano, Cossío denunció que era víctima de persecución política por ser opositor al partido de Gobierno. Paraguay aceptó la solicitud de refugio político del exgobernador en enero de 2011. 

Por su parte, Mario Cossío confirmó que en horas pasadas, cuando estaba en la frontera con Paraguay se enteró de que tenía arraigo dictado “ilegalmente”, pese a que él estaba con refugio en ese país.

La ex autoridad aclaró que responderá a todos los procesos iniciados en su contra.

Antes de dejar el país, Cossío fue imputado por supuestas irregularidades cometidas en la contratación de la empresa Imbolsur para el suministro de cemento asfáltico para la ruta al Chaco, además de presuntas anomalías en la construcción de una piscina olímpica.

En abril de 2017, fue condenado a tres años de prisión por el presunto delito de incumplimiento de deberes.

En marzo de 2018, el exgobernador de Tarija fue sentenciado a seis años de cárcel por los supuestos delitos de enriquecimiento ilícito y favorecimiento al enriquecimiento ilícito.

La semana pasada, Cossío anunció que su retorno estaba previsto para este lunes, pero tuvo que sortear algunas dificultades.