Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 20 de junio de 2021
  • Actualizado 09:36

Juez revoca salida de Áñez a clínica y pide valoración por IDIF, como pidió la Procuraduría

Lío jurídico complica la salida de Jeanine Añez de la cárcel hacia una clínica para atender una crisis de la hipertensión.

La abogada de Áñez, Norka Cuéllar toca la puerta del penal para pedir que se cumpla la resolución judicial.
La abogada de Áñez, Norka Cuéllar toca la puerta del penal para pedir que se cumpla la resolución judicial.
Juez revoca salida de Áñez a clínica y pide valoración por IDIF, como pidió la Procuraduría

Un conflicto jurídico revelado la noche de este viernes está complicando la salida de Jeanine Añez del penal de Obrajes a la Clínica del Sur.

Durante la tarde se supo que el juez 10º de Instrucción en lo Penal, Armando Zeballos, autorizó la salida de Añez a la clínica, pero también el Tribunal Décimo de Sentencia de La Paz concedió tutela en Acción de Libertad y ordenó cumplir con la instrucción.

La familia, en puertas del penal, pedía la salida de la exmandataria, pero después surgió otra decisión que complicó la situación.  

El mismo juez Zeballos determinó revocar su decisión de permitir la salida de Añez, a pedido de la Procuraduría y el Ministerio de Gobierno que observaron su resolución inicial.

Al revocar la autorización para Añez, el juez argumentó que la valoración que requiere la privada de libertad puede ser llevada adelante en la misma cárcel de Obrajes, ya que no existe restricción de ingreso a médicos especialistas y de laboratorio, pero también vio oportuno que la imputada sea asistida en el mismo centro para no exponerla a un contagio de COVID-19.

En ese marco, el juez dispuso que “personal del IDIF (Instituto de Investigaciones Forenses) Especializado y/o personal médico especializado de un hospital público se constituyan al COF de Obrajes o verificar el estado de salud de la imputada. Para el efecto ofíciese. Asimismo, se deja sin efecto el oficio de salida judicial de fecha 19 de marzo de 2021”. 

De parte de la defensa de Añez, el abogado Ariel Coronado –en un contacto previo a confirmarse la revocatoria del juez- indicó que la decisión de trasladar a Añez no puede ser cambiada, porque la misma ya fue aprobada también por el tribunal de garantías.

Explicó que existe dos resoluciones, una la del juez del caso y otra la del tribunal que administró la Acción de Libertad y que ésta última no puede ser revocada, a menos que sea por el Tribunal Constitucional.

En tanto, la expresidenta no sale del penal, pesar del pedido de sus familiares.

EL CASO DE LA DIRECTORA

En medio del problema, llamó la atención que mientras la defensa de Añez exigía la salida de la exmandataria, la directora del penal, teniente coronel Karina Figueroa, no estaba disponible porque, según se dijo, estaba descompensada por presión alta.

Justamente la teniente coronel Karina Figueroa era quien tenía la orden del tribunal de la Acción de Libertad para trasladar a Añez.

La abogada de Añez, Norka Cuellar, pudo ingresar al penal e indicó que pudo ver a la exmandataria delicada por su presión alta que llegó a más de 200.

La abogada intentó también hablar con la directora del penal, pero le dijeron que ella también se descompensó en su salud por la presión alta, por lo cual estaba en enfermería.

En primera instancia, el juez había definido que la exmandataria sea trasladada a una cárcel. Empero, la Procuraduría y la el Ministerio de Gobierno apelaron la decisión, exigiendo al juez que primero se verifique el estado de salud de Jeanine Añez.

CAMBIO DE DECISIÓN DE JUEZ

El juez Armando Zeballos decidió revisar su decisión y dispuso que la expresidenta Jeanine Añez sea evaluada por especialistas en el interior de la cárcel antes de definir si  será trasladada o no a una clínica por el cuadro de presión alta que presenta.

En primera instancia, el juez había definido que la exmandataria sea trasladada a una cárcel. Empero, la Procuraduría y el Ministerio de Gobierno apelaron la decisión, exigiendo al juez que primero se verifique el estado de salud de Jeanine Añez.

Por eso, el juez definió que personal del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), dependiente de la Fiscalía, o médicos especialistas de un hospital público se trasladen a la cárcel para valorar la salud de la expresidenta, reflejó el sitio Oxigenobo.

“En atención al informe de la Directora del COF de Obrajes de la fecha y los informes médicos adjuntados al mismo, se dispone que por personal del IDIF Especializado y/o personal médico especializado de un hospital público se constituya al COF de Obrajes a verificar el estado de salud de la imputada”, sostiene la resolución judicial y “deja sin efecto el oficio de salida judicial”, según publicó La Razón. La información también fue corroborada por la red Unitel.

Entretanto, una de las abogadas de Añez se hizo presente en el penal y señaló que desconoce si Añez finalmente será trasladada a una clínica o no.

Aseguró que la Gobernadora del penal, quien debe autorizar la salida de la expresidenta, reportó estar con problemas de salud, por lo que no puedo conversar con ella.

Añez fue enviada al penal de Obrajes el pasado domingo con detención preventiva, está acusada por los delitos de conspiración, sedición y terrorismo por el caso del presunto golpe de Estado del 2019.

En los últimos días, los abogados de la exmandataria y su propia hija denunciaron que Añez tiene problemas de salud debido a su presión alta y un cuadro de gastritis.