Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 16:01

DENUNCIARON ATROPELLO Y VULNERABILIDAD DE SUS DERECHOS

Intervienen exministerios de Culturas y Deportes; 450 trabajadores temen una “masacre blanca”

Desde la semana pasada, los funcionarios públicos no pueden acceder a sus oficinas. Se encuentran en estado de emergencia. Enviaron una carta al despacho de Educación y otro al de la Presidencia.

Parte de los personeros del ahora desaparecido Ministerio de Deportes protestan en las afueras del Palacio de Comunicaciones. OPINION
Parte de los personeros del ahora desaparecido Ministerio de Deportes protestan en las afueras del Palacio de Comunicaciones. OPINION
Intervienen exministerios de Culturas y Deportes; 450 trabajadores temen una “masacre blanca”

A casi un mes de que el Gobierno decretara la fusión de las carteras de Deportes. Comunicación y Culturas junto a la de Educación, trabajadores de los exministerios de Culturas y Deportes alertaron de la intervención de sus oficinas y el riesgo de perder su fuente laboral. Según explicaron, al menos 450 funcionarios públicos podrían ser afectados.

En el exministerio de Deportes se declararon en estado emergencia a raíz de la medida que lleva adelante el Ministerio de Educación, Culturas y Deportes. Este lunes más de 100 trabajadores fueron impedidos de acceder a sus oficinas por lo que protestaron con  carteles en inmediaciones del Palacio de Comunicaciones para denunciar que presuntamente han sido víctimas de una serie de irregularidades, entre ellas, “atropello, maltrato y vulnerabilidad al derecho laboral”.

Los ingresos estaban precintados por supuesta orden de la dirección administrativa del Ministerio de Educación, de acuerdo con lo relatado por Richard Pardo, quien se desempeñaba como director general de Asuntos Administrativos del despacho eliminado.

“El Decreto Supremo 4257 establece una fusión, no una desvinculación del personal. Hoy (por ayer) nos sorprendimos, pues no nos dejaron entrar. Estamos a la espera de una evaluación, pero para esto (la intervención) no hubo aviso previo”, refirió.

El dirigente agregó que producto de la intervención muchos temas administrativos quedarán en suspenso.

“Desde hoy (por ayer) estamos restringidos de ingresar a las oficinas y tenemos mucha responsabilidad en cuanto a activos, pasivos y documentación. Si esto fuera así, entonces deslindamos toda responsabilidad. La Dirección General de Asuntos Administrativos deslinda toda responsabilidad sobre el Ministerio de Educación”, sostuvo.

La intervención a criterio del dirigente no permitirá la apertura y atención en varios centros deportivos del país como los de Cochabamba, en las zonas de La Tamborada, Villa Tunari y Quillacollo, así como de Chuquisaca y la ciudad de El Alto.

“Nos han manifestado que nos van a llamar a cada uno de los funcionarios para que si tiene pendiente algún activo o documentación a su cargo entregue, eso implicaría que es una desvinculación, pero no hemos recibido nada por escrito”, explicó.

Los trabajadores del exministerio de Deportes anunciaron tomar medidas de orden legal para resguardar sus fuentes laborales, toda vez que el Decreto Supremo 4257 determina que debe ejecutarse una fusión ministerial y no así la desaparición de esa cartera de Estado.

Issis Arias, técnico en formación deportiva, denunció que pese a su estado de gestación la oficina de recursos humanos del Ministerio de Educación le pidió cumplir con requisitos como la presentación de su hoja de vida y un informe relacionado al trámite de subsidio que quedó paralizado por la emergencia sanitaria, en su caso, ella tomará las acciones que sean necesarias para conservar su fuente laboral.

UNA CARTA Por su parte, Wilson Estrada, otro empleado de Deportes, se dirigió directamente a la presidenta Jeanine Áñez y le pidió que brinde “estabilidad laboral”.

“Hemos sufrido atropello y maltrato por parte del personal de Educación, como si los funcionarios fuéramos delincuentes”, dijo.

Denunció que entre los empleados hay personas con discapacidad y embarazadas.

“No se está respetando a mujeres en estado de gestación”, lamentó una fuente que optó por no revelar su apellido.

Luego de hacer conocer sus reclamos y de corear “No a la masacre blanca, tenemos familias”, el personal deportivo se aprestó a enviar una carta a los despachos de Educación y de la Presidencia, con el fin de obtener respuestas inmediatas ante una situación que ellos consideran como de “incertidumbre”.

Así, hay dos problemas en puerta: el primero es que dichos funcionarios no terminaron de remitir los informes de las distintas unidades.

Según lo que aseguró un personero que prefirió no revelar su identidad, al verse impedidos de “acceder a sus computadoras, algunos activos no fueron entregados.

“Nos dejaron en la calle”, le comentó a OPINIÓN.

El otro conflicto es la supuesta “desprotección” en la que quedan los activos fijos del Estado. De acuerdo con Pardo, existen 18 mil en los escenarios deportivos, además de documentación importante que ha quedado en las oficinas.

CULTURAS Similar panorama viven los trabajadores del exministerio de Culturas quienes desde la semana pasada no pueden acceder a sus oficinas porque el Ministerio de Educación viene realizando una intervención. Una fuente ligada a esa cartera señaló a OPINIÓN que más de 350 trabajadores se ven amenazados por el desempleo.

Los trabajadores de ese exministerio llegaron a las oficinas a primeras horas del día de ayer, sin embargo, no pudieron ingresar a marcar asistencia por lo que temen ser despedidos por un supuesto abandono de trabajo, al igual que los trabajadores de la ex cartera de Deportes. No descartan  asumir medidas en caso de que sean desvinculados.

Este medio intentó obtener la versión del ministro de Educación, Deportes y Culturas, Víctor Hugo Cárdenas, a fin de conocer su postura al respecto. Sin embargo, las tentativas no surtieron efecto.