Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 09:10

Intervienen 15 radios ilegales ante riesgo de accidente aéreo

La ATT alertó del peligro que trae el funcionamiento de una radio ilegal para la banda aeronáutica por la interferencia a la torre de control.

Los equipos secuestrados de las radios ilegales, ayer. APG
Los equipos secuestrados de las radios ilegales, ayer. APG
Intervienen 15 radios ilegales ante riesgo de accidente aéreo

El director ejecutivo de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT), Néstor Ríos, informó, citado por ABI, que, mediante un operativo, se secuestró 15 radios ilegales en la ciudad de El Alto para precautelar y defender la banda aeronáutica.

Explicó que lo peligroso del funcionamiento de una radio ilegal es que una sola frecuencia puede interferir la banda aeronáutica y dejar sin comunicación la torre de control, considerando que, en la urbe alteña, se localiza el aeropuerto internacional. 

“Si pasa esto, puede existir un accidente aéreo con múltiples bajas, una afectación económica y, lo peor, que no queremos que pase, es que nuestra acreditación en la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) pueda verse afectada”, señaló. 

Indicó que, ante esa situación, la ATT asume acciones para precautelar la banda aeronáutica que es utilizada para la aeronavegación. 

Asimismo, explicó, precautela el funcionamiento de las radios legales que pagan derechos de uso de frecuencia. 

“Vamos a fortalecer estos operativos (de control) a nivel nacional, nosotros vamos a promover y precautelar el ejercicio de la radiodifusión legal en Bolivia. No perdamos de vista el impacto que puede generar el hecho de que estas radios ilegales puedan afectar una banda aeronáutica y un sistema de trasporte aéreo, el cual está en este tiempo levantándose frente a la crisis de la pandemia”, enfatizó.

Agregó que los equipos secuestrados en las 15 radios ilegales tienen un valor de entre 5.000 y 6.000 dólares. 

El operativo inició a las 6:00 con orden de la autoridad judicial competente y con la colaboración de la Policía Nacional y el Órgano Judicial. Se secuestró transmisores e implementos complementarios, como antenas, cables, equipos de enlaces y otros que forman parte de esta actividad ilegal. Además, se anunció el inicio de acciones judiciales por uso indebido del espectro radioeléctrico, en busca de una sanción penal contra los propietarios.