Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 20 de octubre de 2020
  • Actualizado 19:43

EXISTE CARENCIA EN SERVICIOS DE INTERNET

Indígenas usan cartillas o salen de sus pueblos para estudiar

La TCO yuracaré tiene al menos 15 telecentros, pero no se habilitan por falta de pago. En el pueblo Yuqui no hay señal.

La TCO Yuracaré en el Trópico de Cochabamba. TCO YURACARÉ
La TCO Yuracaré en el Trópico de Cochabamba. TCO YURACARÉ
Indígenas usan cartillas o salen de sus pueblos para estudiar

En la Tierra Comunitaria de Origen (TCO) Yuracaré comenzaron a utilizar cartillas para que los estudiantes pasen clases en sus casas. En el pueblo Yuqui, muchos se ven obligados a salir a otros lugares para acceder a internet.

La falta de internet o la mala señal son limitantes para que los indígenas yuquis y yuracarés continúen sus estudios a distancia. Estos pueblos están asentados en el Trópico de Cochabamba.

La pandemia del coronavirus, COVID-19, derivó en la suspensión temporal de actividades escolares y, luego, en la necesidad de redireccionar las estrategias para continuar con las actividades educativas, para evitar el contagio de la enfermedad en las aulas. Pero, estas situaciones son más complejas para unos que para otros, y la población indígena está en desventaja.

Desde el Consejo Indígena Yuqui informaron que en comunidades como Bia Recuate no es posible cumplir con las clases a distancia, por la falta de internet. Los estudiantes, a veces, deciden viajar, salir del pueblo, para tener acceso. Eso, sin embargo, expone a esta población cuando se aleja de su lugar.

El pueblo yuqui es una población vulnerable que está en extinción; debido a algunas enfermedades, la cantidad de personas ha fue reduciendo. La falta de condiciones de salud y también de educación juegan en contra de ellos.

La TCO yuracaré no es tan vulnerable, pero también hay dificultades.

Allá hay 15 unidades educativas: Puetro Cochabamba, Monte Sinaí, Puerto Victoria, La Misión, Nueva Galiela, Nueva Vida, Santa Elena, Ibarecito, Barranquilla, Monte Verde, El Carmen, Santa Anita, Remanso, Santa Rosa de la Boca y Trinidadcito.

Uno de los representantes del pueblo, Noé, informó que en cada uno de los colegios existen telecentros instalados, pero que en ninguno hay internet, “por falta de habilitación de las alcaldías” del Trópico.

Las comunidades son unas alejadas de otras. Llegar a Santa Rosa de la Boca demanda tres días en bote desde Trinidadcito.

Noé manifestó que en estos días determinaron trabajar con cartillas y que ya habrían iniciado en algunas unidades educativas. “En algunos lugares, se pusieron de acuerdo para que los profesores vayan y dejen las cartillas en las unidades educativas, para que los chicos se las lleven a sus casas, para que vayan leyendo. Son como talleres preparadas en cartillas”.

No en todos los colegios se ha implementado la estrategia.

En las comunidades yuracarés el internet llega para poder tener comunicación con aplicaciones como WhatsApp. Pero, según Noé, utilizar Zoom u otra plataforma virtual para fines educativos no es posible.

“Y el objetivo es preparar a los estudiantes, pero el año ya está pasando”.

En los colegios de este pueblo indígena, cada año salen unos cinco bachilleres por unidad educativa.

En el pueblo yuqui no hay internet. En el pueblo Yuracaré el funcionamiento de telecentros depende de las autoridades municipales.

Apuntes:

Los territorios

La nación Yuracaré esté asentada en jurisdicción de los municipios de Villa Tunari y Chimoré en la región del Trópico. El pueblo Yuqui tiene territorio entre los municipios de Puerti Villarroel y Chimoré.

El coronavirus

De acuerdo con representantes de las comunidades indígenas, ante la falta de atención oportuna y la demora en los resultados, los indígenas yuquis dejaron de hacer pruebas de coronavirus, mientras los yuracarés se recuperaron del virus aplicando principalmente medicina natural. Se desconoce la cantidad de indígenas en Cochabamba que se infectaron con COVID-19.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad