Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de mayo de 2024
  • Actualizado 22:27

Indagan responsabilidad por el puente ‘clandestino’ de menonitas en Santa Cruz

El puente sobre el río Parapetí. REVISTA NÓMADAS
El puente sobre el río Parapetí. REVISTA NÓMADAS
Indagan responsabilidad por el puente ‘clandestino’ de menonitas en Santa Cruz

La construcción de un puente ‘clandestino’ sobre el río Parapetí por parte de menonitas cerca del área protegida del Parque Nacional Anmi Kaa Iya Chaco  en el municipio de Charagua, al sur del departamento de Santa Cruz, causa polémica.

Desde diferentes instancias indagan responsabilidades en la autorización para su construcción por la amenaza de deforestación a los Bañados de Isoso.

El Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) conocía desde 2021 sobre la construcción del puente de 150 metros y advirtió sobre consecuencias y falta de autorizaciones, según documentación que hizo conocer Página Siete.

El “Informe inspección construcción puente nuevo en río Parapetí” hace referencia a que el 8 de febrero de 2021 ya se evidenciaron los trabajos y movimiento de maquinaria, además del desmonte de 3.000 hectáreas para la apertura de camino por parte de 200 familias menonitas que compraron 14.400 hectáreas de bosque colindantes al área protegida, según la investigación realizada por la Revista Nómadas.

Tras conocer este hecho, la Gobernación de Santa Cruz declaró ilegal la infraestructura y destituyó al subgobernador de Cordillera. A su vez, presentó una denuncia penal en la Fiscalía para dar con los responsables de la autorización del proyecto local. Aclaró que se tiene un convenio entre los menonitas y grupos originarios de la comunidad guaraní Cuarirenda que data de octubre de 2020.

Sin embargo, el exdirigente indígena Marcelino Apurani, citado por El Deber, informó ayer que una de las 24 capitanías comunales que conforman la Capitanía de Alto y Bajo Isoso dio la autorización.

Entre tanto, la Autoridad de Fiscalización y Control de Bosques y Tierra (ABT) y el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) deslindaron responsabilidad.