Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de febrero de 2024
  • Actualizado 13:34

Incendio de ‘sexta generación’ devora Ñembi Guasu; humo supera los 30 metros y alerta a comunidades

A la fecha, 36 mil hectáreas fueron afectadas por siniestros en Santa Cruz. Actualmente, existen tres focos de calor activos en San José de Chiquitos, Pailón y Charagua. El megaincendio de Ñembi Guasu, que ingresó en la categoría de máxima preocupación, es uno de ellos.

Incendio de ‘sexta generación’ en Ñembi Guasu. GOBERNACIÓN DE SANTA CRUZ
Incendio de ‘sexta generación’ en Ñembi Guasu. GOBERNACIÓN DE SANTA CRUZ
Incendio de ‘sexta generación’ devora Ñembi Guasu; humo supera los 30 metros y alerta a comunidades

Devastador. Un incendio de “sexta generación”, calificado de esa manera por ser extremo en términos de tamaño, comportamiento o impacto, devora el área protegida de Ñembi Guasu o “Gran Escondite”, ubicado en el Territorio Autónomo Indígena de Charagua, del departamento de Santa Cruz.

El inusual incendio inició en el municipio de Roboré e ingresó a Ñembi Guasu. Las llamas registradas, arriba de los cinco metros, consumen todo a su paso y generan columnas de humo que sobrepasan los 30 metros de altura, informó Yovenka Rosado, directora de Recursos Naturales de la Gobernación de Santa Cruz, en contacto con la casa televisiva de Unitel.

“Este incendio que tenemos en el área protegida originaria no es un incendio de los normales que estamos acostumbrados a tener en el departamento. Este incendio se ha compactado como un evento extremo de sexta generación (…). El día de ayer ha sido un día crítico”, reportó Rosado.

Ante la magnitud del evento, Rosado detalló que este tipo de eventos solo pueden ser combatidos con maquinaria pesada y la apertura de líneas de defensa. Con miras a combatir el siniestro por vía aérea, el Bambi Bucket entró ayer en operación.

Bomberos forestales de la Gobernación, militares de las Fuerzas Armadas, guardaparques de las áreas protegidas, técnicos de los municipios afectados y fundaciones enfocadas en medioambiente trabajan incansablemente en la zona.

En declaraciones pasadas, el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, informó que existen 153 bomberos trabajando en tres puntos de fuego.

Entretanto, los fuertes vientos registrados en la zona con velocidades de 50 a 60 kilómetros y las altas temperaturas que incluso llegaron a los 36 grados avivan las llamas.  

Rosado indicó que el voraz desastre amenaza con llegar a la comunidad Mi Rancho, poblado que se encuentra en permanente alerta ante una posible evacuación.

Se estima que la afectación a la fauna es alarmante, al igual que el daño a la fauna y a la calidad de aire que respiran los pobladores del área que arde sin parar.

TRES INCENDIOS

El comandante de bomberos forestales de la Gobernación de Santa Cruz, Benjamín Calle, reportó que, hasta hoy, 36 mil hectáreas fueron afectadas por incendios en Santa Cruz. Actualmente, existen tres focos de calor activos en San José de Chiquitos, Pailón y Roboré.

El incendio en Pailón afecta el área protegida Kaa- Iya y lleva 21 días activo. Los vientos ocasionaron la reactivación de algunos puntos de calor, los cuales son combatidos por más de 60 bomberos. Hasta el momento, Rosado confirmó la afectación de más de 5 mil hectáreas en esta zona. “Ya hay un cansancio y desgaste de los bomberos”, lamentó la funcionaria de la Gobernación cruceña.

En incendio en San José de Chiquitos, en la comunidad Buenaventura, lleva más de dos semanas activo. Allí, 50 bomberos trabajan para frenar la afectación que al momento llega a las 9 mil hectáreas.

Entre tanto, el megaincendio reportado en Ñembi Guasu, caracterizado por su alta intensidad y gran velocidad de propagación, habría consumido, preliminarmente, más de 5 mil hectáreas.  

Las olas de calor, sequías y el cambio climático son algunos de los causantes de este tipo de fenómenos que no se reporta en Santa Cruz desde 2019, y que ya afectó grandes extensiones en Europa.