Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 21 de septiembre de 2020
  • Actualizado 20:36

El incendio de la Chiquitanía, daño para los glaciares

Una de las zonas afectadas por las quemas en la Chiquitanía. EFE
Una de las zonas afectadas por las quemas en la Chiquitanía. EFE
El incendio de la Chiquitanía, daño para los glaciares

El manto blanco de los glaciares cada vez es menor por la crisis climática en el planeta, a lo que en Bolivia se sumará el negro hollín que dejó el devastador incendio de la Chiquitanía, que acelerará el deshielo.

EFE visitó el nevado Huayna Potosí a 6.088 metros de altitud, uno de los más emblemáticos de Bolivia, para conocer el impacto de la crisis climática en su glaciar. “Hace diez años estaba el glaciar con más nieve, pero ahora siempre está cambiando”, relató el guía de montaña Eulogio Llusco. El veterano guía contó que en este último tiempo el glaciar “ha cambiado mucho” y cada vez hay menos nieve.

LOS GRANDES INCENDIOS Al problema global por el calentamiento del planeta se suma en Bolivia el desastre de los grandes incendios de 2019.

A través del viento viajan partículas de “carbono negro” producto de los incendios de agosto, que arrasaron con millones de hectáreas de bosques, explicó el responsable para Bolivia del Servicio Mundial de Monitoreo de Glaciares, Álvaro Soruco.

EL DESHIELO ANTES DEL FUEGO Soruco realizó un monitoreo de glaciares tropicales en el país, antes del incendio, para verificar la pérdida de hielo y manifestó que en general desde 1975 se ha perdido al menos el 50% de la cobertura glaciar en los nevados del país.