Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de octubre de 2019
  • Actualizado 15:15

Iglesia advierte grave responsabilidad del Gobierno y sospecha que hay intereses detrás de los incendios

Iglesia advierte grave responsabilidad del Gobierno y sospecha que hay intereses detrás de los incendios

Mientras los incendios forestales continúan registrándose en la Chiquitanía, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) alertó que "en esta situación hay una grave responsabilidad del Gobierno por el Decreto Supremo N° 3973, que favorece los chaqueos ilegales, sin el necesario análisis y conocimiento del medio".
La Conferencia, en nombre de los obispos y a través de un comunicado público, consideró que "hay serios indicios" que detrás de este desastre existe una decisión de ampliar la frontera agrícola en Bolivia, que no tomó en cuenta los intereses de la denominada "casa común", ni los principios básicos de la ética ecológica y menos la conformidad de los pueblos indígenas.
Por tanto, "el hecho de que no se realizó el necesario debate nacional (sobre este tema), despierta la sospecha de que hay intereses tras esta situación", advirtió el monseñor Aurelio Pesoa, secretario general de la CEB, al momento de dar lectura al documento.
Pidió que de manera urgente se realice un debate sobre la ampliación de la superficie agrícola, teniendo en cuenta el interés común de todos y principalmente de los pueblos indígenas, que habitan las zonas afectadas por los incendios, que hasta el momento ya destruyeron más de dos millones de hectáreas de bosques y pastizales.
En ese sentido, "como medidas inmediatas, es necesario que el Gobierno revoque de inmediato las autorizaciones de desmontes y chaqueos, declare emergencia nacional en las zonas afectadas, con promulgación de un decreto de inmovilización y pausa ecológica, y absoluta prohibición de todo cultivo y extracción, promoviendo sólo actividades de reforestación, así como administrar con eficiencia los recursos procedentes de la ayuda nacional e internacional", apuntó