Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 05:47

Identifican 28 casos de racismo y discriminación

En Cochabamba hay 10 hechos, número similar en Santa Cruz y 8 en La Paz. La Fiscalía admite denuncia contra la boxeadora Jennifer Salinas. 
La alcaldesa del municipio de Vinto, Patricia Arce.
La alcaldesa del municipio de Vinto, Patricia Arce.
Identifican 28 casos de racismo y discriminación

El director del Comité Nacional de Lucha Contra el Racismo y toda forma de Discriminación, Leoncio Gutiérrez, informó ayer que se identificó 28 casos de racismo y discriminación durante las manifestaciones registradas en los departamentos de La Paz (8), Santa Cruz (10) y Cochabamba (10), mismas que serán investigadas por el Ministerio Público.

“Hay dos o tres casos que ya están individualizados contra los motoqueros (en Cochabamba). Se coordinó con el Ministerio de Gobierno para que se pueda abrir el caso correspondiente en la entidad establecida. Hay otro caso identificado en Santa Cruz”.

Desde el día siguiente de las elecciones nacionales, se registraron enfrentamientos con hechos de racismo y discriminación. 

El director mencionó que hay unos tres casos en los que se logró identificar a los presuntos autores. Los afectados son afines al Movimiento Al Socialismo (MAS). Anunció que se abrirá un proceso y en el resto, la Fiscalía investigará para colectar elementos y dar con los autores. La autoridad dijo también que pidieron a las autoridades del Ministerio Público ver las formas de monitorear y hacer seguimiento de los hechos racismo y discriminación en las protestas.

BOXEADORA Gutiérrez informó que se recopilaron antecedentes para enjuiciar a la boxeadora boliviana Jennifer Salinas. 

“Se ha remitido los antecedentes a la Cancillería del Estado Plurinacional de Bolivia, para que por los canales diplomáticos que correspondan se pueda notificar a esta ciudadana que tiene una denuncia por racismo y discriminación y pueda asumir su defensa”.

La medida responde a un video que Salinas difundió en redes sociales en el que insulta y amenaza al presidente Evo Morales. Fue denunciada por incitación al racismo y discriminación, agresión directa, y si las actuaciones de los fiscales corroboran la comisión del delito de racismo se atiene a una sanción de tres a siete años de privación de libertad, explicó Gutiérrez.