Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 11:34

Otro hombre fuerte de Áñez deja el país y se va a EEUU; buscan a exjefe policial en Chile

El exviceministro de Régimen Interior, Javier Issa.
El exviceministro de Régimen Interior, Javier Issa.
Otro hombre fuerte de Áñez deja el país y se va a EEUU; buscan a exjefe policial en Chile

El exviceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, dejó el país y partió rumbo a EEUU, según confirmó el director de la Interpol en Bolivia, Pablo García.

El tercer hombre fuerte del gobierno de Jeanine Áñez, después del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, y de Defensa, Fernando López, salió el 9 de noviembre en un vuelo comercial desde La Paz hacia Viru Viru, en Santa Cruz, y después hasta la ciudad de Miami.

García aclaró que la exautoridad, en ese momento, no tenía ningún proceso legal en su contra por lo que su salida fue legal.

Actualmente, Issa es investigado por el robo y destrucción de la libreta militar del expresidente Evo Morales. El exdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Iván Rojas, también está implicado por lo que se activó una alerta migratoria. También está acusado en un caso de legitimación de ganancias ilícitas por al menos Bs 6 millones; montar casos y presionar a subalternos en investigaciones. Existe una orden de aprehensión en su contra.

Pese a esto, se presume que ya se encuentra en Chile por lo que se pidió apoyo de los carabineros del vecino país.

García explicó que no se tiene ningún reporte de que haya usado rutas legales para salir del país, lo que no significa que no lo hubiera hecho.

Por otro lado, el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), coronel Alberto Aguilar, informó que, según las investigaciones, los exministros Murillo y López salieron del país a través de un paso no autorizado en la frontera entre Puerto Suárez y Corumbá, el pasado 5 de noviembre cuando aún ejercían el cargo. Están acusados por uso indebido de influencias en la compra, presuntamente con sobreprecio, de gases lacrimógenos. Tienen una orden de aprehensión y se gestiona la notificación azul de Interpol para dar con su ubicación.

Aunque existe información de que Murillo se embarcó en un avión comercial de Copa Airlines a las 3.00 del 9 de noviembre con destino Panamá, éste dijo en un mensaje que no revelará su paradero “por seguridad”.