Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 22:35

Guardaparques, divididos: 2 directivas se acusan entre sí con denuncias cruzadas

Hace un mes se escogió a quienes conformarían la Asociación Boliviana de Guardaparques y Agentes de Conservación (Abolac) en La Paz. Sin embargo, el miércoles se eligió otra en Cochabamba.
Bosques de kewiñas reducidos a cenizas en el Tunari. DICO SOLÍS
Bosques de kewiñas reducidos a cenizas en el Tunari. DICO SOLÍS
Guardaparques, divididos: 2 directivas se acusan entre sí con denuncias cruzadas

Los guardaparques de Bolivia están divididos. Hace un mes se escogió una directiva de la Asociación Boliviana de Guardaparques y Agentes de Conservación (Abolac) en La Paz; sin embargo, este miércoles se eligió otra en Cochabamba.

Parte de la directiva elegida el mes pasado denunció la presunta toma ilegal de esta instancia por otros guardaparques para permitir, supuestamente, la expansión de la extracción de madera y minería, así como los asentamientos ilegales en las áreas protegidas. 

El guardaparque del Parque Nacional Torotoro, Tomás Calahuma, quien fue elegido como nuevo presidente de este nuevo grupo y que también figura en la directiva anterior como vicepresidente, concluyó que hubo "varias irregularidades en la elección pasada".

“Existió mucha susceptibilidad en la primera elección porque hubo gente que no pudo ingresar. Aparecieron 43 votos cuando solo estaban habilitados 38 guardaparques para votar. Los otros cinco eran de la directiva saliente”, precisó Calahuma.

Agregó que el director, Santos Mamani, quien fue escogido en noviembre como presidente, es parte de un directorio "prorrogado" que no brindó el informe económico de su gestión.

Calahuma explicó que en la elección de este miércoles, habrían tenido el apoyo de 18 representantes designados de las 22 áreas protegidas en Bolivia. El resto apoyaría al otro grupo.

Entre tanto, la primera directiva de Abolac elegida denunció que Teodoro Mamani, director ejecutivo del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), fue ratificado por una nueva gestión presuntamente para "quitar" la categoría de Áreas Protegidas a todas las reservas naturales y parques nacionales a fin de permitir la expansión de la actividad extractivista minera e hidrocarburífera en estos territorios.

“Yo no conozco esta situación, yo no tengo nada que ver”, se defendió Mamani, en contacto con OPINIÓN. “Si hay acusaciones, que sean con documentos”, pidió, a tiempo de anunciar que tomará acciones legales. 

Entre tanto, la primera directiva escogida y la segunda esperan ser reconocidas oficialmente por el Sernap a nivel nacional y el Ministerio de Medio Ambiente y Agua.