Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 23:20

Grupos de choque violentan a 2 regiones; va segundo día de paro

En el país se reportaron más de 125 arrestados y aprehendidos, además de 10 heridos. Los cívicos cruceños aseguran que se juegan la “última carta” y llaman a las FFAA a protegerlos.
Una persona es detenida por la Policía, en Santa Cruz. EFE
Una persona es detenida por la Policía, en Santa Cruz. EFE
Grupos de choque violentan a 2 regiones; va segundo día de paro

La violencia se desborda en Santa Cruz y Potosí donde grupos de choque salieron a desbloquear las vías en el primer día del paro indefinido nacional contra la Ley 1386 de Estrategia de Lucha Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento al Terrorismo.

La movilización y la violencia coincidieron con el primer año de gestión del presidente Luis Arce que también afrontó un momento conflictivo en el hemiciclo de la Asamblea mientras emitía su informe.

La tensión sube y se extiende hasta hoy en estas regiones que, según el reporte policial, tuvieron más de 125 arrestados y aprehendidos, además de 10 heridos en los enfrentamientos. Hay advertencia de radicalizar las medidas de presión.

Desde el Comité pro Santa Cruz, denunciaron el ataque de la Policía y su benevolencia con grupos que salieron en camionetas, portando petardos y palos, hasta los puntos de bloqueo para contrarrestar la medida de presión bajo el argumento de que quieren trabajar y respaldando al gobierno de Luis Arce. Lograron identificar a miembros de la Central Obrera Departamental (COD) entre los encapuchados.

En Potosí, denunciaron que el presidente de la Asamblea Legislativa Departamental de esa región, Marcial Ayali (MAS), encabezó a grupos que intervinieron los puntos de bloqueo. El ex líder cívico Marco Pumari también denunció que autoridades de la Gobernación y alcaldías “financiaron” a los campesinos y dirigentes que protagonizaron los hechos de violencia. 

Más tarde el gobernador Jhonny Mamani (MAS) llamó al diálogo y expresó su preocupación por la confrontación que dejó varios heridos, entre ellos a trabajadores de la prensa que cubrían los incidentes. A uno de ellos, Dilver Soria, le arrojaron un petardo doblado para causar más daño y que al explotar le provocó una lesión en la parte baja de la espalda.

El presidente de la Asociación de Periodistas, Manuel Soux, acusó al presidente de la Asamblea Departamental de encabezar un grupo acusando a la prensa de “vendida” y “pitita”. Dijo que incluso se tumbó el equipo que usaba para la transmisión, según publicó El Potosí.

La Defensoría del Pueblo cuestionó la actitud de los grupos movilizados contra la prensa que fue el blanco de la polarización y recordó que su labor está protegida por la Constitución Política del Estado.

Por la noche, la Iglesia católica suspendió la “Misa por la paz y la unidad” en la catedral para evitar mayor violencia.

En Oruro también se generaron momentos de tensión, donde sectores afines al MAS agredieron a un profesional médico y en Tarija se concentraron en puntos estratégicos de la ciudad para evitar los bloqueos. 

ÚLTIMA CARTA

“Nos estamos jugando nuestra última carta de dar un futuro diferente a nuestros hijos. Nos ha tocado a esta generación defender el futuro de una Bolivia digna, incluyente, una Bolivia grande”, dijo el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, anoche, tras anunciar el inicio de la segunda jornada de paro cívico en el país. 

A su vez, hizo un llamado a las Fuerzas Armadas (FFAA) a protegerlos y a la Policía a dejar de reprimirlos ya que se están manifestando en su “justo derecho”.

“A los militares que están acuartelados en este momento decirles: maldito sea el militar que empuña un arma contra su pueblo. Ustedes juraron defender a la patria, no juraron defender un partido político, tiene que quedarles claro, nosotros exigimos, como ciudadanos, la protección de ustedes, somos nosotros los que pagamos su sueldo, somos nosotros los que protegemos la familia, ustedes son los llamados”, afirmó.

También se dirigió al comandante nacional de la Policía, coronel Jhonny Aguilera, a quien le dijo que no le debe nada a un partido político sino a la sociedad y que debe protegerla en lugar de detener a quienes piensan diferente. De continuar con la represión, advirtió que pedirán su renuncia al cargo.

Instó además a la ciudadanía a que intensifiquen su presencia en las rotondas para continuar con el paro indefinido.

INSTRUCCIÓN

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, informó ayer que la mayor cantidad de casos se registró en Santa Cruz, donde hubo más de 90 arrestos y aprehensiones.

En Cochabamba fueron cerca de una decena, entre ellos, un miembro de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC) que tenía armas punzocortantes, gases y otro tipo de sustancias en una mochila.

De los heridos, dijo que los casos se registraron en enfrentamientos en una sede de las Bartolinas, así como en algunas carreteras cruceñas y el Plan Tres Mil de la ciudad de Santa Cruz.

La autoridad gubernamental ratificó, sin embargo, que en ocho departamentos del país se tuvo actividades económicas desarrolladas con total normalidad.

En el inicio de la primera jornada de paro multisectorial, el viceministro de Régimen Interior, Nelson Cox, informó que la premisa del despliegue policial es mantener la libre transitabilidad y despejar los puntos de bloqueo que se identifiquen.

“Punto identificado, punto desbloqueado. Estoy yo regulando este tema en persona.

Entonces, identificando que algunos puntos en los que existe presencia de personas vecinos, algunos que están generando estos niveles de restricción en cuanto a la libre circulación, sin embargo, inmediatamente identificamos, inmediatamente interviene nuestro continente policial”, dijo, según ERBOL.

LA SITUACIÓN

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, aseguró que el paro indefinido convocado por los comités cívicos es un fracaso, porque no logró paralizar las actividades económicas del país.

“La economía no ha parado y eso claramente lo han podido ver, lo han podido registrar”, dijo, citada por ABI.

La autoridad estatal indicó que la continuidad de las actividades económicas es un mensaje que el pueblo da para ratificar que la “economía no para” porque necesita seguir con su trabajo por la reconstrucción de la producción nacional.

En ese sentido, llamó a la reflexión a los promotores de la paralización de actividades, porque, dijo, en este momento no se puede actuar con tanta irresponsabilidad “con el bolsillo de las familias bolivianas”.

Recordó que cada día de paro hace que miles de familias no puedan llevar el pan a su casa y que la economía nacional pierda 112 millones de dólares y rememoró que ya se tuvo un impacto negativo durante los 21 días de paro de 2019 con un daño de más de 2.000 millones de dólares.