Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 14:12

GOBIERNO INSTRUYE DENUNCIAR ALZAMIENTO ARMADO

Grupos afines al MAS alistan marcha y Loza habla de derramamiento de sangre

Dos vocales del Tribunal Supremo Electoral que no estuvieron de acuerdo con la decisión enviaron una carta a la Asamblea para pedir una ley para la postergación de los comicios. Legisladores ratifican el 6 de septiembre como fecha para ir a las urnas.

Grupos afines al MAS alistan marcha y Loza habla de derramamiento de sangre

La Central Obrera Boliviana (COB) y el denominado Pacto de Unidad, compuesto por organizaciones sociales afines al Movimiento al Socialismo (MAS), alistan para el martes una marcha a La Paz desde Senkata (El Alto) exigiendo que las elecciones sean el 6 de septiembre y no así el 18 de octubre como estableció la Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral. En el inicio de las protestas, el dirigente cocalero Leonardo Loza alertó de un posible derramamiento de sangre en el país y responsabiliza al Tribunal Supremo Electoral (TSE). Las advertencias generaron rechazo de diferentes sectores que ven un cálculo político para medir fuerzas y se declaran en alerta permanente ante cualquier convulsión social.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó que instruyó iniciar acciones judiciales por las “amenazas” que se registraron.

“Las amenazas que existen en las últimas horas, especialmente del señor Loza, son muy peligrosas y eso claramente puede ser considerado como alzamiento armado. Aquel que intente hacerse al vivo con la seguridad del país, puede estar seguro que nosotros, como lo hemos hecho estos nueve meses, lo vamos a seguir haciendo, vamos dejarlos donde deban estar”, indicó, según ERBOL. 

Desde la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) ratificaron que las elecciones serán el 6 de septiembre y advierten con procesos a vocales.

“El anuncio del Tribunal Supremo Electoral es un abuso y una arbitrariedad, viola las leyes 1266, 1297 y 1304 que establecen que el TSE puede establecer la fecha de elecciones como máximo el 6 de septiembre de 2020. Esta decisión unilateral y arbitraria, sobrepasando a la Asamblea Legislativa Plurinacional expone a los vocales a eventual responsabilidad”, dice el comunicado del MAS.

POSTERGACIÓN Entre tanto, los vocales Francisco Vargas y Daniel Atahuachi revelaron que no hubo respaldo unánime de los seis representantes del Órgano Electoral para postergar las elecciones y que ellos rechazaron esta posibilidad. Ante esta situación, solicitaron ayer a la ALP, mediante una carta dirigida a su presidenta Eva Copa, que se apruebe un Proyecto de Ley modificatorio para que los comicios sean el 18 de octubre, reportó Oxígeno.

“Por intermedio de la presente, los suscritos Vocales del Tribunal Supremo Electoral, en nuestra condición de ciudadanos, nos permitimos poner a consideración de la Asamblea Legislativa Plurinacional el proyecto de ley Modificatorio de la Ley 1304 de 2021 de postergación de las Elecciones Generales 2020, de fecha 21 de junio (Adjunto) Y solicitamos aprobar la misma, donde se establezca como fecha máxima de celebración de las Elecciones Generales de 2020 el día domingo 18 de octubre de 2020”, dice la nota.

La decisión de ambos vocales contradice a lo expresado por el presidente del TSE, Salvador Romero, quien aseguró que esa instancia tiene la legalidad y potestad de fijar la fecha sin que ésta sea aprobada por el Legislativo.

Atahuachi, doctorado en Economía, fue cuestionado en el pasado por su cercanía con Juan Ramón Quintana, el exministro de la Presidencia de Evo Morales. El mismo vocal y Vargas fueron los dos disidentes a la decisión de la Sala Plena del TSE de inhabilitar a Evo Morales como candidato a senador, según publicó Prensa Latina. 

AMENAZAS Y PRESIÓN La “Gran marcha nacional” terminará en un cabildo en la Sede de Gobierno, en la que los partidarios del expresidente Evo Morales determinarán otras medidas de presión.

El ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, citado por ERBOL, justificó la decisión de que los comicios sean lo antes posible porque la actual administración interina demostró incapacidad para afrontar la pandemia.

“El pueblo exige en este momento elecciones porque no se ha atendido las demandas sociales en salud, en educación”, manifestó.

En ese contexto coincidió con Morales de que se gestiona un golpe a la democracia con chantajes.

“Una resolución no puede ser superior a una ley promulgada y sancionada por el Ejecutivo y la Asamblea Legislativa”, alegó.

De parte del Pacto de Unidad, el dirigente originario Elagio Condori llamó a los ayllus a “desempolvar sus instrumentos”, porque no quieren ser gobernados por la derecha con injerencia de Estados Unidos.

Entre tanto, Loza como ejecutivo de la Federación Chimoré insistió en que el Órgano Electoral debe retractarse de postergar las elecciones para evitar una movilización indefinida en el país. Recordó que corre el plazo de 72 horas que dio la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico.

“Cualquier conflicto social, cualquier derramamiento de sangre que pueda ocurrir va a ser responsabilidad directamente del Órgano Electoral que, recalco, unilateralmente, violando todas las normas del país, intenta posponer las elecciones generales”, indicó.

La Federación Única de Trabajadores Campesinos Tupac Katari, se declara en estado de emergencia y también anuncia movilizaciones.

“Estamos para un chispazo. Jeanine Áñez te vas con convulsión social  o te vas con elecciones democráticas. Por eso queremos decirle al presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, que no se haga la burla, queremos elecciones el 6 de septiembre”, manifestó Luis Ramos, ejecutivo del sector.

Otro de los dirigentes que es parte del Comité Cívico de La Paz, pidió a la mandataria que deje de una buena vez el cargo y que respete la fecha para las elecciones.

“Están politizando y haciendo sus negocios en la pandemia. De una vez vaya se a su casa presidenta  Jeanine Áñez, si no es a las buenas, a las malas. El pueblo ya está en emergencia, convulsión se hará sí o sí”, afirmó.

PRIMERO LA SALUD Para el diputado del MAS Remberto Calani las organizaciones sociales son libres de tomar las acciones que vean necesarias, sin embargo, en la actual coyuntura sería un error convocar a movilizaciones tomando en cuenta el crecimiento desmedido de la pandemia del COVID-19.

El senador potosino Edwin Rodríguez dijo que se debe tomar en cuenta siempre la salud de la población por lo tanto no debería haber mayor discusión sobre el cambio de la fecha de elecciones.

“Cuando estaban en el poder hacían lo que les daba la gana, imponían dictadura, imponían sus caprichos, ahora no señores, ahora esta primero la vida, la democracia y ya no están los dirigentes por encima del poder público, por tanto rechazamos esos criterios de convulsionar el país si es que no hacen su capricho de unos cuantos dirigentes del Chapare y otros dirigentes del sector radical de los campesinos de La Paz”, enfatizó.

UN CÁLCULO El gobernador de La Paz Félix Patzi dijo que las organizaciones afines al MAS tienen cierto respaldo toda vez que es la tercera vez que se posterga la fecha de los comicios, lo que en su criterio complica al partido azul y favorece al Gobierno que no goza de popularidad por los hechos de corrupción en los que se vieron envueltos algunos funcionarios de Estado.

La autoridad agregó que si el anuncio de movilizarse en 72 horas tiene respaldo de otros sectores, entonces podría cambiar el panorama electoral y lo contrario significaría un autogol para el MAS.

“Si tienen la capacidad de respuesta de 72 horas a una convocatoria nacional prácticamente el resto se va a sumar pero si en caso de que en esas 72 horas no haya convocatoria o las movilizaciones son totalmente aisladas, significa que es el fracaso del MAS”, puntualizó. 

EN ALERTA El activista del 21F Beto Astorga señaló que el TSE hizo una buena lectura de la realidad por la que atraviesa el país y que sería irresponsable convocar a una movilización de respuesta a las organizaciones afines al MAS.

Astorga agregó que si bien no comparten que por la actual situación no se pueda convocar a movilizaciones, los activistas del 21F, los denominados Pititas están atentos a todo lo que ocurra en el país por lo que no descartan convocar a sus bases mediante sus plataformas digitales.

El presidente del Comité Cívico del Beni, Gueiser Chávez, según ABI, explicó que el aplazamiento de poco más de un mes es insuficiente porque la salud aún sigue en riesgo. Aclaró que no solamente se pidió la suspensión temporal de los comicios, sino la anulación de la convocatoria para reiniciar el proceso electoral con nuevas reglas.

"No queremos ir con reglas amañadas, no con esas reglas que pueden ocasionar un nuevo fraude, como el año 2019, reglas donde los árbitros no sean los mismos", aseguró.

Anunció que el movimiento cívico nacional se volverá a reunir para tomar decisiones.

En Cochabamba, el Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) de Cochabamba apoya la decisión del TSE de postergar las elecciones, pero le recomienda tener asesoramiento científico para fijar la fecha.