Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de abril de 2020
  • Actualizado 16:19

Gobierno saca militares a calles y analistas ven medida ‘disuasiva’

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, dijo que se trata de un patrullaje preventivo ante “amenazas”. Expertos indican que se debe transmitir seguridad a la gente.  
Militares se concentran en la plaza 14 de Septiembre, en Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Militares se concentran en la plaza 14 de Septiembre, en Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Gobierno saca militares a calles y analistas ven medida ‘disuasiva’

La Policía y las Fuerzas Armadas iniciaron anoche el patrullaje conjunto en todas las ciudades del país, hasta el 24 de enero, previo al 22, fecha para la que se anunciaron movilizaciones. Sobre esos operativos, Ludwig Valverde y Franklin Pareja, analistas políticos, coincidieron en que es una respuesta del Gobierno a las amenazas y hostigamiento de “sectores radicales” del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Entre militares y policías suman alrededor de 70 mil efectivos para realizar la vigilancia en el país, informó el viceministro de seguridad ciudadana, Wilson Santamaría, citado por la agencia ERBOL.

En tanto, el ministro de Defensa, Luis Fernando López, dijo que la presencia militar y policial en las calles es para brindar “tranquilidad a la población”. Acotó que los operativos será en todas las ciudades y provincias del país. 

Apuntó que se tomó esa decisión tras las “amenazas y agresiones” de algunas personas y grupos sociales. “Seguimos creyendo en la paz y el diálogo, y en ese concepto está la prevención ante los últimos sucesos. Son acciones cotidianas que hace la Policía y el Ejército”. 

Valverde manifestó que, en su criterio, el Gobierno instruyó esa salida como una medida disuasiva para que no se generen conflictos ante las amenazas constantes por afines al MAS. Apuntó dos apreciaciones personales.

En términos legales y constitucionales, dijo, las Fuerzas Armadas están facultadas para apoyar a la Policía en sus labores, principalmente si son tareas de vigilancia interna para la seguridad ciudadana. 

Añadió que las amenazas “latentes” del MAS podrían desembocar en un conflicto interno puesto que existiría una dirección desde Argentina, donde se encuentra el expresidente Evo Morales, pero que mantiene conexiones con el país. “La tarea del Estado es garantizar la seguridad”.

Sobre el tema, Pareja, dijo que no resulta normal el despliegue de las Fuerzas Armadas y Policía, en conjunto, pero que en la memoria de la ciudadanía está el momento de tensión y desprotección al que estuvo sometido el país, como consecuencia de la crisis política. “Ahora, hay nuevamente un hostigamiento verbal de los sectores radicales del MAS y del expresidente, el cual no mide sus palabras, y genera preocupación y temor en la ciudadanía”. 

Dijo que en ese contexto, se podría entender que para dar una señal de protección, el Gobierno tomó la determinación de movilizar las fuerzas del orden en trabajo conjunto, dando la señal de cohesión interna y de que no está dispuesto a permitir un nuevo embate que convulsione al país, además de dar un mensaje de protección y seguridad a la población. 

Acotó que estos operativos podrían parecer un exceso; pero que durante las movilizaciones, la Policía fue rebasada, en ese sentido, la señal podría ser sumar a las Fuerzas Armadas como una señal de disuasión ante posibles movimientos que pretendan desestabilizar el país e incluso sabotear las elecciones”. 

Añadió que las Fuerzas Armadas debería intervenir solo cuando la Policía sea rebasada, aún no es el caso, pero, ante el temor, es necesario  transmitir seguridad y confianza. 

ZOZOBRA López pidió a la población bajar la “histeria colectiva” y no dejarse llevar por la “guerra psicológica, mediática y digital”.

La determinación del Gobierno se da después de que el expresidente dijera, y luego se retractara, sobre la posibilidad de conformar “milicias armadas” en caso de retornar a Bolivia desde Argentina, país donde está refugiado desde hace un mes.  Además de las advertencias de sectores afines al MAS que anunciaron que desde el 22 de enero iniciarían movilizaciones en rechazo a la ampliación de mandato de las autoridades del Ejecutivo y Legislativo.

Chapare: No necesitamos permiso para entrar

“No necesitamos permiso para entrar al Chapare. Es mucho atrevimiento que nos pidan explicaciones o que pretendan que solicitemos una autorización. No lo vamos a hacer”, aseveró el ministro de Defensa Civil, Luis Fernando López. 

Sin embargo, adelantó que ingresarán al Trópico porque iniciarán el proceso de erradicación de los cultivos excedentarios.

Respecto al ingreso de ayer de los militares a esa región, explicó que se trata de un movimiento de efectivos para la labor táctica final de un curso de paracaidismo que se hace todos los años.

El dirigente cocalero Leonardo Loza, calificó como una “provocación” y exigió explicaciones sobre la presencia militar. “Nos hablan de paz, pero de manera inusual entran militares al Chapare, con excusas. Entraron camiones y flotas del Ejército. Están muy bien armados”.