Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 03:37

Gobierno presenta denuncia penal contra autores de bloqueos

Vargas señaló que se exigirá al Ministerio Público acciones prontas, la liberación de órdenes de aprehensión e la imputación formal en contra los presuntos responsables.

El viceministro de Justicia, Hubert Vargas.
El viceministro de Justicia, Hubert Vargas.
Gobierno presenta denuncia penal contra autores de bloqueos

El Ministerio de Justicia presentó este viernes una denuncia penal en contra de los autores intelectuales y materiales del bloqueo de carreteras y autoridades municipales involucradas en esos hechos, por los delitos de atentado contra la salud pública, terrorismo, genocidio, sedición y delitos conexos.

"Hemos identificado ya como principales responsables intelectuales a Evo Morales, Luis Arce, David Choquehuanca, Andrónico Rodríguez y Juan Carlos Huarachi, dirigente de la COB (Central Obrera Boliviana), como principales cabecillas de la constante comisión de delitos que atenta contra la vida de los bolivianos", declaró el viceministro de Justicia, Hubert Vargas, en declaraciones a la televisora estatal.

La querella penal incluye a las autoridades municipales identificadas haciendo uso de bienes públicos y recursos del Estado para solventar las movilizaciones, entre ellas, la alcaldesa de Vinto, Patricia Arce, que puso a disposición carros volqueta para el traslado de escombros con el fin de bloquear el acceso y salida de la fábrica de oxígeno en Cochabamba.

Vargas señaló que se exigirá al Ministerio Público acciones prontas, la liberación de órdenes de aprehensión e la imputación formal en contra los presuntos responsables.

"Estaremos presentes en todas las audiencias para que esto (inicio de juicio) prospere", dijo.

Vargas remarcó que las movilizaciones articuladas por el MAS han pasado de ser una reivindicación social, a una organización para la comisión de actos delictivos.

"No entendemos cuál es el capricho", dijo Vargas, al remarcar que, el argumento de las movilizaciones, no tienen sustento porque las elecciones no fueron suspendidas, sino prorrogadas por 40 días para resguardar la salud pública.