Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 18:35

El Gobierno planifica la construcción de una segunda Planta de Amoniaco y Urea en Bolivia

La autoridad señaló la construcción de un segundo complejo petroquímico se trabaja y diseña mediante la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), tomando cuenta que ya se cuenta con una primera Planta de Amoniaco y Urea (PAU) en el departamento de Cochabamba.

Un grupo de trabajadores en la planta de urea de Bulo Bulo. Noé Portugal
Un grupo de trabajadores en la planta de urea de Bulo Bulo. Noé Portugal
El Gobierno planifica la construcción de una segunda Planta de Amoniaco y Urea en Bolivia

El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, informó este domingo que el Gobierno planifica la construcción de una segunda Planta de Amoniaco y Urea en el país en el marco de la industrialización de los recursos naturales.

“Dentro de lo que es la agenda, estamos planificando la construcción de una segunda Planta de Urea y Amoniaco, porque definitivamente para los detractores que decían que era un mal negocio para el país, está claro que los números no mienten, está claro que sin duda eso es darle un valor añadido a nuestro gas y mucho mejor si lo producimos en Bolivia y lo exportamos”, dijo en contacto con Bolivia TV.

La autoridad señaló la construcción de un segundo complejo petroquímico se trabaja y diseña mediante la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), tomando cuenta que ya se cuenta con una primera Planta de Amoniaco y Urea (PAU) en el departamento de Cochabamba.

Con esta primera PAU se proyecta generar un ingreso de entre $us 300 a $us 400 millones por año, dependiendo de los precios internacionales, en beneficio de la población boliviana, sostuvo el ministro.

“Eso es, sin duda, un dato importantísimo para el país y con eso lógicamente también hay una extremada confirmación de una justificación de la construcción de una segunda planta, porque finalmente eso es lo que se busca con la industrialización”, puntualizó.

Según la autoridad, la PAU de Cochabamba hasta el momento recibió importantes ofertas de compraventa de urea de clientes de cinco países vecinos como Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Perú.

En la actualidad, esa factoría trae importantes beneficios para el país; por un lado, genera 4.000 fuentes de empleo; por otro, beneficia a los productores bolivianos con la venta del agrofertilizante a un precio de alrededor de $us 500 la tonelada, por debajo al que se obtenía durante el 2020, durante el régimen de facto.

Molina resaltó que el Gobierno actual desarrolló una serie de proyectos enmarcados en la industrialización, como por ejemplo las plantas de Separación de Líquidos de Río Grande en el departamento de Santa Cruz, de Licuefacción de Gas Natural (GNL), la de Amoniaco y Urea y la que está en proyecto de Biodiesel.