Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 02:28

Gobierno explica gastos adicionales en respiradores que subieron el precio al doble y admite desperfectos

A través de un informe pormenorizado, autoridades negaron el sobreprecio tras pagar $us 35.000 por cada equipo chino cuando en fábrica está en $us 18.500.

Un lote de respiradores llega al país, en mayo. ARCHIVO
Un lote de respiradores llega al país, en mayo. ARCHIVO
Gobierno explica gastos adicionales en respiradores que subieron el precio al doble y admite desperfectos

La compra de respiradores chinos a un precio superior al que se tiene en la fábrica obligó a las autoridades de Gobierno a explicar los gastos que se hicieron para su adquisición. De esta manera se negó un sobreprecio que alcanzaría a más de seis millones de dólares por la adquisición de 324 equipos. Asimismo, en una conferencia de prensa, se tuvo que reconocer que algunos de ellos tienen desperfectos, pero aclararon que serán subsanados ya que existe una garantía que está en vigencia.

El precio en la fábrica era de $us 18.500 por unidad, pero por gastos de logística, papeleos y accesorios, el mismo subió a $us 35.000 que significa casi el doble.

El viceministro de Transparencia, Guido Melgar, explicó que el proceso de adquisición se hizo a la empresa china Yueshen por contratación directa, es decir sin licitación, y mediante un intermediario puesto que el fabricante no vende los equipos ya que no cuenta con licencia de exportación.

También aclaró que el 18 de agosto cada respirador fue cotizado en $us 8.500, pero después llegó a costar hasta el 300% debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus COVID-19.

LOS GASTOS Melgar señaló que accesorios como “trampas de agua, estabilizadores, conectores de oxígeno, abrasadores, filtro, círculo, etcétera, por unidad hacen un incremento de $us 1.262.

El flete por unidad de respirador cuesta $us 1.800, el asesoramiento logístico $us 49, honorario de la agencia aduanera $us 99, entre otros.

Precisó que la gestión documental, almacenaje, capacitación, instalación, garantía, mantenimiento de dos años, repuesto por cinco años y costo de bioseguridad, todo esto suman $us 4.157.

A eso, según el viceministro, se suman gastos de emisión y mantenimiento de la boleta a $us 36, gastos de transferencia internacional $us 244, el IVA con $us 5.357, impuesto a la transacción $us 1.075 y el impuesto a la utilidad de $us 717.

La sumatoria de todos estos gastos es de $us 14.796.

“Entonces no es cierto que haya habido sobreprecio, se han detallado cuáles son los artefactos, cuáles son los gastos que ha hecho que este precio se incremente, por lo tanto, no existe tal sobreprecio”, aseguró.

Asimismo, dijo que se realizó un examen pormenorizado de todo el proceso de contratación y éste no presenta ningún tipo de irregularidades.

Respecto a la adquisición en la modalidad de contratación directa, Melgar arguyó que existen dos decretos que la amparan y que la empresa contratada era la que tenía disponibilidad de los equipos.

Finalmente, aclaró que hubo observaciones respecto a temas técnicos formales y la empresa proveedora, por el mismo precio, aumentó 20 respiradores más, es decir subiendo la cantidad total a 344 respiradores, con lo cual el precio unitario ya sería de $us 33.773 dólares.

DESPERFECTOS La ministra de Salud, Eydi Roca, sostuvo que solo el 7% (23) de los 324 respiradores tiene desperfectos, sin embargo, se encuentran con todas las garantías que requieren y el arreglo y el mantenimiento necesario.

“Es imposible que antes de tenerlos podamos adivinar que podrían presentar fallas, todo equipo que se adquiere tiene el riesgo de presentar fallas sin embargo como he dicho anteriormente todos los equipos tienen la garantía”, recalcó.

Señaló que de mayo a la fecha se han distribuido 314 de los 324 respiradores, quedando 10  para ser entregados esta semana en los hospitales de La Paz.

Los equipos llegaron en seis fechas diferentes al país. El primer lote de 35 llegó el 9 de mayo; 65 el 14 del mismo mes; 20 el 19; 30 el 1 de junio; 40 el 6; y 40 el 30 de junio.

De acuerdo con algunos profesionales médicos con los que conversó Página Siete, estos equipos presentaron fallas y no se pudieron utilizar y en algunos casos fueron adaptados.

A fines de junio, al hospital Solomon Klein, uno de los tres centros centinela de Cochabamba, el Gobierno entregó tres ventiladores mecánicos, de los cuáles dos se averiaron.