Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 26 de febrero de 2020
  • Actualizado 16:42

HAY DIFICULTADES EN LA OPERACIÓN Y COMERCIALIZACIÓN

Gobierno descarta el traslado o el cierre de la Planta de Urea

La Planta de Urea y Amoniaco está emplazada en Bulo Bulo, Cochabamba.	NOÉ PORTUGAL
La Planta de Urea y Amoniaco está emplazada en Bulo Bulo, Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Gobierno descarta el traslado o el cierre de la Planta de Urea

El Ministerio de Hidrocarburos, a través de un comunicado de prensa, afirmó ayer que la Planta de Amoniaco y Urea de Bulo Bulo, instalada en Cochabamba, "no cerrará ni se trasladará".

Según el documento, un análisis previo realizado por técnicos del Ministerio de Hidrocarburos y de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), dio cuenta que "al momento no es conveniente  determinar el traslado de la planta a otro lugar".

"El análisis mostró que, si bien trasladar la planta es una opción de solución al problema de la localización, esta decisión solo podría tomarse después de realizar estudios técnicos y financieros que demuestren la conveniencia de hacerlo, considerando todos los costos y beneficios inherentes. Adicionalmente, se deben considerar los  ingresos no percibidos y los efecto de mantener la planta sin producir por el lapso que demoraría volver a ponerla en operación. En virtud a esto, al momento no es conveniente  determinar el traslado de la planta", señaló el Ministerio de Hidrocarburos.

Esa instancia estatal, además, resaltó que la Planta de Bulo Bulo "es el proyecto de mayor inversión de la historia del país", sin embargo, actualmente se encuentra paralizado "debido a los pésimos manejos realizados por el anterior Gobierno".

SOLUCIONES "A pesar de que actualmente la planta atraviesa por dificultades en su operación y la comercialización de productos, es obligación del gobierno nacional y de YPFB preservar ese recurso e intentar optimizar su funcionamiento por el bien del agro nacional y la economía boliviana", manifestó.

En ese sentido, el Ministerio afirmó que tampoco se consideró como opción el cierre de la planta, "dado el tamaño de la inversión".

"Al contrario, se está avanzando en la solución de problemas de transporte, logística, provisión de insumos, mantenimiento de equipos, estrategia comercial, y otros de manera de coadyuvar al pronto reinicio de operaciones y generación de ingresos", complementó.

Agregó que la Planta de Amoniaco Urea debe entrar nuevamente en operación para abastecer el mercado interno y retomar la credibilidad de los mercados de exportación.

Hace unas semanas, los cocaleros y movimientos sociales del Trópico de Cochabamba se declararon en emergencia y advirtieron que no permitirían su traslado del lugar.