Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 22:16

Gobierno aprueba préstamo y da luz verde al pago del Bono Contra el Hambre de Bs 1.000

El Ejecutivo anunció su primera medida económica para reconstruir la demanda interna destinada a la reactivación de la economía nacional.

El presidente Luis Arce.
El presidente Luis Arce.
Gobierno aprueba préstamo y da luz verde al pago del Bono Contra el Hambre de Bs 1.000

El presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora, promulgó hoy la ley 1345 de Aprobación de Contrato de Préstamo, la cual viabiliza el pago del Bono Contra el Hambre de 1.000 bolivianos para personas que no son asalariadas, los que recibieron los bonos Universal y Juana Azurduy, y para personas con discapacidad.
 

En el acto de promulgación, en la Casa Grande del Pueblo, el Mandatario boliviano dijo que el pago del Bono Contra el Hambre busca reconstruir la demanda interna, para que se convierta en uno de los primeros elementos que reactivará la economía nacional, luego de la crisis por la pandemia de la COVID-19 y de la mala administración del gobierno transitorio de Jeanine Áñez, al que calificó de "de facto".
 

"El Bono Contra el Hambre busca reforzar, busca iniciar la reconstrucción de la demanda interna en el país", destacó Arce.
 


 

El presidente Luis Arce realizó este jueves las primeras promulgaciones de su mandato. Las dos leyes firmadas, 1345 y 1346, aprueban los créditos del Banco Mundial (BM) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que suman 704 millones de dólares, y que servirán para pagar el Bono Contra el Hambre.

Las leyes ya habían sido aprobadas por la anterior configuración de la Asamblea Legislativa a la cabeza de Eva Copa, sin embargo, la entonces presidenta Jeanine Añez no las promulgó.

Se trata de dos préstamos de entidades del Banco Mundial, uno por 54 millones de dólares y otro por hasta 200 millones, mientras que el crédito del BID es por un monto de hasta 450 millones de dólares. El objetivo de los empréstitos otorgados por los organismos internacionales es combatir los efectos negativos de la pandemia de la COVID-19.

“El Bono Contra el Hambre busca reforzar, busca iniciar la reconstrucción de la demanda interna en el país. Esta demanda interna es el primer elemento que va a generar ese crecimiento económico que todos los bolivianos estamos esperando”, afirmó el presidente Luis Arce.

El mandatario anunció que el Bono se hará efectivo en diciembre y que en gabinete se aprobará la reglamentación. Otorgó dos semanas al Ministerio de Economía para que pueda organizar el pago.

Enfatizó que el beneficio, de 1.000, se pagará a los bolivianos mayores de 18 años, que no reciben remuneración salarial, los que se beneficiaron del Bono Juana Azurduy, bono para personas con discapacidad y el Bono Universal.

“Esta inyección de recursos que estamos planteando con este Bono Contra el Hambre es la primera medida de la reactivación y de la reconstrucción de la economía boliviana”, agregó.    

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, manifestó que el gobierno transitorio obstaculizó la publicación de estas leyes e inviabilizó el pago del bono, pero ahora con la victoria en las urnas del MAS se implementará el beneficio.

“Nos van a permitir financiar esta medida de Bono Contra el Hambre, que va a tener un alcance importante, va a alcanzar a más de cuatro millones de bolivianas y bolivianos”, dijo Montenegro.