Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 28 de septiembre de 2020
  • Actualizado 05:42

Gobierno analiza medidas para contrarrestar la desaceleración del crecimiento de la economía

FOTO APG
FOTO APG
Gobierno analiza medidas para contrarrestar la desaceleración del crecimiento de la economía
El ministro de Economía, José Luis Parada, anunció hoy que se analizan las medidas que se asumirán, a corto y mediano plazo, para contrarrestar la desaceleración del crecimiento de la economía boliviana, registrada por  la emergencia sanitaria del coronavirus y la caída de los precios de las materias primas.

"En primera instancia, el Banco Mundial proyectó que la tasa de crecimiento de la economía  llegaría a 3.4% y ahora ha previsto (un índice) de 5.9%, con lo cual (se muestra que) Bolivia no es una isla, hemos tenido una reducción de precios de las materias primas. (...) y ha tenido que afectarnos, hay un decrecimiento, una desaceleración y el Gobierno está tomando las medidas", afirmó Parada, durante una conferencia de prensa.

El anuncio se realiza luego de que el Banco Mundial (BM) en su último informe modificó su previsión para Bolivia y proyectó una disminución de la economía del 5.9% para este año, debido al COVID-19 y el descenso de la cotización internacional del petróleo.

La estimación está contemplada en el informe Perspectivas Económicas Mundiales del BM, presentado el lunes en Washington.

En abril de este año, el organismo internacional proyectó una reducción del Producto Interno Bruto (PIB) boliviano del 3.4%.

Ante esto, el Ministro manifestó que se estudian las medidas que se asumirán a corto y mediano plazo para contrarrestar la desaceleración de la expansión económica y preparar otras opciones si continúa dicha caída a fin de que el próximo gobierno determine "medidas estructurales".

"Vamos a hacer todo el trabajo para ver qué medidas se pueden tomar en el corto plazo o preparar las que se tengan que asumir si continua la caída para que cuando ingrese el nuevo gobierno comience a tomar algunas medidas estructurales", expresó Parada.

El informe señala que las condiciones económicas en América Latina y el Caribe han empeorado de forma drástica a medida que toda la región se ha visto afectada por la pandemia del COVID-19.

"Los recientes brotes en la región se han propagado con rapidez, y el impacto económico provocado por el cierre de los negocios y las restricciones para circular a nivel nacional ha sido abrupto y grave", indica el documento.

El estudio indica que a ello se suma la fuerte caída de los precios mundiales de los productos básicos que han afectado a gran parte de la región, en especial, a los productores de petróleo y gas.

El Ministro recalcó que el descenso del crecimiento del PIB es considerable porque en los 14 años del gobierno del MAS se vivía en una ilusión sobre la situación del sector hidrocarburífero y ahora se ha vuelto a la realidad.

"La caída es muy fuerte porque en 14 años vivimos de una ilusión en el tema de los hidrocarburos. Sin embargo, ahora vemos que hemos vuelto a nuestra realidad y eso amerita tener las condiciones", indicó Parada.

En ese sentido, el organismo externo proyectó que entre los países más afectados en Sudamérica está Perú con una disminución del 12% de su PIB, le sigue Brasil con el 8%, Ecuador con el 7.4%, Argentina con el 7.3% y Bolivia con el 5.9%.

Al respecto, Parada aseveró que la cartera de Economía realiza un seguimiento de las proyecciones que realizan los organismos internacionales, así como de las medidas que han ido tomando sobre todo para evitar una caída mayor del PIB.

Asimismo, el BM establece que las perturbaciones internas y externas derivadas de la pandemia ocasionarán que la actividad económica en América Latina y el Caribe sufra una contracción del 7.2% este año, lo que significará una recesión mucho más profunda que las causadas por la crisis financiera mundial de 2008 y 2009 y la crisis de la deuda latinoamericana de la década de 1980.