Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de febrero de 2024
  • Actualizado 22:29

El Gobierno aclara que incidencia de la sequía en la producción es menor que en 2022 y garantiza alimentos

Un terreno agrícola afectado por la sequía. ARCHIVO/ABI
Un terreno agrícola afectado por la sequía. ARCHIVO/ABI
El Gobierno aclara que incidencia de la sequía en la producción es menor que en 2022 y garantiza alimentos

La incidencia de la sequía en la producción, este año, es menor que en 2022 y el Gobierno nacional garantiza el abastecimiento de alimentos para las familias bolivianas, afirmó este viernes el ministro de Desarrollo Rural, Remmy Gonzales.

“Tenemos sequías, pero su incidencia es menor a las que hemos tenido anteriormente (…). Está garantizado el abastecimiento de alimentos, simplemente, hay que incidir en que el precio sea justo para los bolivianos y las bolivianas”, dijo en conferencia de prensa.

Explicó que, en cuanto a las familias afectadas por la sequía en 2022, se registraban 145.000, pero este año son 27.808. Respecto a hectáreas (ha) de producción afectadas por el fenómeno climático, el año pasado se reportó 120.000 ha y este 2023 alrededor de 5.958.

En tanto que, en 2022 había 50.000 cabezas de ganado afectadas, y este año hay 48.000.

“Como Gobierno, desde la gestión del hermano Lucho (Luis Arce), sabíamos que iba a acontecer esto, porque la crisis climatológica es una crisis a nivel global, cada país está viendo cómo apalear y atenuar esta situación”, señaló.

Gonzales explicó que, ante esa situación, el Gobierno del presidente Luis Arce invirtió más de $us 1.000 millones para sobrellevar ese tipo de situaciones en el sector productivo de alimentos, principalmente.

“Lamentablemente hay gente inescrupulosa que aprovecha esta situación, ve mejores precios en otros países y se están sacando estos alimentos que han tenido algún precio elevado”, manifestó.

Según la autoridad, por ejemplo, la arroba de cebolla en Bolivia cuesta Bs 43, pero en Perú está en Bs 115. El kilo de limón en Bolivia está a Bs 7,49, pero en Perú está a Bs 20,54; es decir, tres veces más de lo que vale en el país.

“Aclarar que el que se haya elevado algunos precios (de productos para) la canasta familiar obedece no tanto a la sequía, sino (…) a que en otros países los precios están más altos y los contrabandistas no miran a la población, se fijan primeramente en su bolsillo e inescrupulosamente se llevan a otros países”, dijo.

El Ejercito, el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) y la Aduana Nacional no solamente deben luchar para que no ingresen al país productos de contrabando, sino que los productos nacionales no salgan de manera ilegal del país, sostuvo.