Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 18 de enero de 2021
  • Actualizado 03:10

General Cuéllar es aprehendido y acusado de asesinato por muertes en Sacaba en 2019

La convulsión en Bolivia comenzó luego de las elecciones de octubre de 2019, con las denuncias de fraude y el pedido de renuncia de Evo Morales a la Presidencia
El comandante de la guarnición militar de Cochabamba, Alfredo Cuéllar. ARCHIVO
El comandante de la guarnición militar de Cochabamba, Alfredo Cuéllar. ARCHIVO
General Cuéllar es aprehendido y acusado de asesinato por muertes en Sacaba en 2019

El comandante de la guarnición militar de Cochabamba, General Alfredo Cuéllar, fue aprehendido este martes en el marco de las investigaciones por las muertes de Huayllani (Sacaba), durante los conflictos postelectorales de 2019.

Cuéllar prestó su declaración informativa en la Fiscalía de Sacaba, en la cual se determinó su aprehensión acusado por el delito de asesinato. La autoridad presentó el plan estratégico de trabajo general de noviembre, en cumplimiento al Decreto Supremo y órdenes del Comando en Jefe, que indica que no se debe usar armamento letal, según su abogado defensor, Edwin Paredes.

"Hemos hecho que preste su declaración y, bueno, (...) él solamente ha cumplido con funciones administrativos, nunca ha tomado decisiones de operación. Necesariamente vamos a demostrar en el transcurso del proceso ello y seguramente, en adelante ya vamos a continuar con los demás requerimientos que vamos a presentar", explicó Paredes, en una entrevista con RKC.

Asimismo, el abogado reiteró que el mencionado plan indica, específicamente, que no se debe usar armamento letal, en el cumplimiento de las funciones designadas.

Durante los conflictos postelectorales de 2019 en la zona de Huayllani, en el municipio cochabambino de Sacaba, las víctimas mortales sumaron 12, los heridos más de 125 y, hasta la fecha, no se determinó la autoría material o intelectual de los hechos.

La convulsión en Bolivia comenzó luego de las elecciones de octubre de 2019, con las denuncias de fraude y el pedido de renuncia de Evo Morales a la Presidencia, que se dio luego y las cosas empeoraron, porque los productores de coca del Trópico, militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS), intentaron ingresar a la ciudad.

El día más violento fue el 15 de noviembre, hace un año, hubo enfrentamientos con policías y militares. El conflicto dejó muertos y heridos.

Durante esa jornada murieron nueve personas; al día siguiente, una; y siete meses después, Julio Pinto, quién tenía una bala en el cráneo, pasó por varias cirugías riesgosas, pero murió el 11 de junio de este año. Otro, Roger Gonzales, falleció días antes, según los registros de la organización Héroes de la Democracia de Huayllani. La representante de este grupo, Marisol Coca, informó que además de los muertos, hubo más de 125 heridos.