Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 22:22

Consejos de economistas de cara al fin de año

Una persona cuenta dinero.         Archivo
Una persona cuenta dinero. Archivo
Consejos de economistas de cara al fin de año

Ya llega el fin de año y con ello el movimiento económico propio de esta época, impulsado por el aguinaldo y el comercio.

En ese marco, la agencia Erbol ha consultado a reconocidos economistas bolivianos que brindaron sus recomendaciones para que la ciudadanía maneje sus recursos de manera responsable.

Gastar y tomar previsiones

El economista Horst Grebe recomendó que los gastos se hagan tomando en cuenta el ahorro y previsión hacia el futuro, puesto que –según afirmó- el próximo año tendría dificultades.

“Administrar de manera apropiada el gasto familiar, puesto que el próximo año va a tener desde el comienzo varias dificultades en la continuidad de este enfoque, más bien diría yo demasiado optimista de la situación que presenta el gobierno”, dijo Grebe.

El expresidente del Banco Central, Juan Antonio Morales, observó que el consumo estuvo muy reprimido en 2020 por la pandemia, pero en este 2021 se está gastando mucho, lo cual está bien porque tiene un efecto de reactivación, sin embargo, recomendó que ese gasto se haga con prudencia, pensando en los próximos años, teniendo un ahorro precautorio.

“Está bien (el gasto), pero que lo hagan con prudencia, no se cuestión de echar la casa por la ventana”, exhortó.

¿Inversión?

El economista Iván Finot señaló que siempre es bueno invertir el dinero y no solamente tenerlo ahorrado. 

Indicó que, en Bolivia, la imposibilidad de conseguir empleo bien remunerado y la facilidad de hacer importaciones con el “dólar barato”, hace que el país sea de comerciantes. En ese marco, sostuvo que justamente en fin de año es cuando hay más movimiento comercial existe y es el momento para obtener ahorros e invertir.

Finot acotó que una ventaja del boliviano es que no es alguien que derroche su dinero en consumo suntuario, sino que vive modestamente y invierte sus recursos.

Recomendó también invertir en la educación de los hijos: “el futuro de Bolivia no es otro que educarnos cada vez más para poder generar tecnología”.

Desde la perspectiva del economista Jaime Dunn, en momentos como éste de baja liquidez, la mejor inversión puede ser mantener esa liquidez y guardarla para “momentos que se pueden poner más duros” o pagar las deudas.

“El pagar una deuda es una inversión en uno mismo, si tengo una deuda al 6% y la pago, es como que yo me ahorro ese 6%. Entonces, el pago de deudas es una inversión en uno mismo”, explicó.

¿Comprar vivienda?

El expresidente del Banco Central, Juan Antonio Morales, señaló que las tasas de interés están bajas, especialmente para viviendas.

En ese marco, manifestó que está bien adquirir una vivienda con ahorros o préstamo hipotecario para cubrir la necesidad de tener la casa, pero no así para fines especulativos.

Alertó que comprar viviendas con la expectativa de que el precio suba es peligroso, porque también el valor puede bajar. 

¿Ahorrar en dólares o bolivianos?

Es una pregunta que le hacen desde hace unos 10 años, cuando se congeló la cotización del dólar, contó Juan Antonio Morales.

La respuesta del expresidente del BCB es la siguiente: “depende de para qué se está ahorrando”.

Explicó que, si el objetivo del ahorro es financiar un viaje al extranjero o estudios de los hijos fuera del país, debería ser en dólares; pero si el objetivo del ahorro es gastos futuros dentro del país, en bolivianos. 

Planteó, en suma, que el criterio del ahorro debería ser tener una parte en dólares y otra en bolivianos.