Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 27 de enero de 2023
  • Actualizado 00:08

García Linera afirma que Quiroga, Mesa, Áñez y Murillo son la “escoria de la historia”

El exvicepresidente aseguró que Evo tomó la decisión correcta al renunciar a la presidencia y dejar el país para salvar su vida.
Evo Morales y Álvaro García Linera en el acto de bienvenida en Chimoré. JUAN MANUEL KARG
Evo Morales y Álvaro García Linera en el acto de bienvenida en Chimoré. JUAN MANUEL KARG
García Linera afirma que Quiroga, Mesa, Áñez y Murillo son la “escoria de la historia”

El exvicepresidente Álvaro García Linera afirmó que quienes propiciaron el supuesto golpe de Estado contra Evo Morales en 2019 se convirtieron en la "escoria de la historia".

Las palabras fueron compartidas en medio del masivo recibimiento preparado para él y Morales, este miércoles en el municipio de Chimoré. 

En el acto, García Linera identificó a Jorge Quiroga, Carlos Mesa, Jeanine Áñez y Arturo Murillo como la “escoria de la historia” y una “pandilla de ladrones”.

“Quiroga, Mesa, Áñez y Murillo, la escoria de la historia se unió para atacar al Estado y atacar al pueblo y destruir las conquistas sociales”, aseveró, haciendo referencia a los hechos ocurridos en noviembre de 2019.

Según García Linera, ellos incluso sobornaron a los comandantes de la Policía y las Fuerzas Armadas para “que maten o secuestren a Evo” y hasta los acusó de buscar “deshacerse de todo el pueblo” porque “odian a Bolivia”.

“Querían deshacerse de todo el pueblo porque odian a Bolivia, nunca la han querido. Conspiraron un año con apoyo de Estados Unidos, sobornaron a militares y policías, a sus comandantes para que maten a Evo, para que lo secuestren”, dijo.

No obstante, García aseguró que Evo tomó la decisión correcta al renunciar a la presidencia y dejar el país para salvar su vida.

“Evo podía haberse quedado a resistir, pero ¿cuántos muertos habría habido?”, se pregunto.

Agregó que hoy, un año después de la renuncia de Morales, él personalmente acompañó a Evo para “dejarlo” en Chimoré y devolver el pedazo de tierra que se había llevado con él el 2019.