Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 16 de junio de 2024
  • Actualizado 20:48

Galindo lee carta para Del Castillo y acusa que feminicida serial integraba "mafia" en cárcel

La activista le dio la palabra a un reo que no reveló su identidad por cautela. El recluso brindó presuntos detalles e indicó que Juan Carlos Limpias, director de Régimen Penitenciario, no sería parte de la "red de corrupción".
María Galindo comparte una carta dirigida al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo. CAPTURA DE VIDEO
María Galindo comparte la carta dirigida al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo. CAPTURA DE VIDEO
Galindo lee carta para Del Castillo y acusa que feminicida serial integraba "mafia" en cárcel

Luego de causar expectativa respecto al anuncio que había anticipado para esta mañana, mismo que, según ella, "haría caer el techo" del Ministerio de Gobierno "encima de la cabeza" del ministro Eduardo del Castillo, finalmente, la líder de Mujeres Creando, María Galindo, denunció que, basada en el testimonio de un recluso de la cárcel de San Pedro, existiría "una mafia de extorsión", encabezada por feminicidas y violadores. Estas personas, conocidas como delegados del penal, tendrian "privilegios" y Richard Choque, el feminicida serial, formaría parte del grupo. 

“Richard Choque era parte de la directiva de representación del penal, de la población penitenciaria y, como tal, era parte de la mafia extorsiva que genera dinero en la cárcel de San Pedro de la extorsión a los presos”, indicó Galindo.

Según el testimonio del recluso, Choque contaba con privilegios y uno de ellos era salir de la cárcel por un tiempo prologado. “Richard Choque (el feminicida serial), cuando llegó, era su guardaespalda Limbert (…) con todo ese privilegio ha empezado a conocer gente importante, al gobernador, trabajo social, área jurídica, médicos, incluso han tenido salidas prolongadas de 24 horas”, indicó el reo.

La comisión de delegados del penal de San Pedro, indicó el entrevistado, siempre estuvo encabezada por feminicidas y violadores; ellos no rinden cuentas del dinero que perciben y con el mismo prepararían sus arrestos domiciliarios.

“El presidente del consejo de esa comisión es un feminicida, su segundo, un feminicida, ¿quién es su tercero? Un feminicida. Siempre está encabezada por un feminicida (…). imagínese cuánta plata manejan, se rehúsan a hacer rendición de cuentas, tienen su gran pandilla de asociación y  te amedrentan (…). Si quieres pedirles informe económico (…), si llevan 12 meses, ya se ha hecho todo ese tiempo para salir con arresto domiciliario. Se ha hecho una práctica”, dijo el interno.

Según el testimonio, el director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, no es parte del aparato de corrupción de San Pedro, pero él no tendría ninguna facultad sobre la cárcel, explicó Galindo.

LA CARTA

Galindo también presentó una carta dirigida al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, en la que le pregunta qué acciones concretas se tomarán para combatir los feminicidios.

Dejó el escrito en ventanilla y, antes de hacerlo, se tomó unos minutos para describir el contenido.

"Como es de su conocimiento, como es conocimiento de toda la opinión pública, Radio Deseo, 103.3 FM, dio a conocer esta mañana información clave que daría cuenta de que la cárcel de San Pedro es un recinto controlado por feminicidas a través de los cargos de representación de la población penal. Hemos informado que dichos cargos funcionan como maquinaria extorsiva, que, en complicidad con el gobernador, supondrían no solo una maquina para hacer dinero, sino una máquina del control del comportamiento del total de la población penitenciaria y el acceso de feminicidas a grandes sumas de dinero que les permitiría comprar privilegios y su propia libertad", leyó la activista.

"Nuestras fuentes explicitaron que el señor Limpias (Juan Carlos, director de Régimen Penitenciario) no sería parte de este mecanismo, pero que se encontraria completamente neutralizado para tomar ninguna acción del penal de San Pedro. Esto coloca al conjunto de la sociedad en grave situación, puesto que su cartera le viene ofreciendo a la sociedad el encarcelamiento de los feminicidas liberados y de los jueces corruptos. Nos preguntamos, señor ministro Del Castillo, ¿cuánto tiempo y bajo qué condiciones permanecerán estos en las cárceles del país? Nos preguntamos si una vez que se calme el escándalo, o que las cámaras se vuelquen a otro lado, todos estos apresados saldrán nuevamente libres y con mas saña".