Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 26 de febrero de 2020
  • Actualizado 15:18

Por fuertes lluvias cae un muro y reportan 10 heridos en La Paz

Funcionarios inspeccionan zonas de riesgo en La Paz.	APG
Funcionarios inspeccionan zonas de riesgo en La Paz. APG
Por fuertes lluvias cae un muro y reportan 10 heridos en La Paz

El departamento de La Paz declaró emergencia ante las intensas lluvias, hace unos días. 

El director de Atención de Emergencias de la Alcaldía de La Paz, David Mollinedo, informó a ABI que desde el 6 de febrero, se reportaron a la línea gratuita 114 al menos 250 casos por las intensas lluvias. Los registros incrementaron. 

Indicó que entre los casos atendidos está el desplome de un muro perimetral de adobe en la zona de Villa Nuevo Potosí del macrodistrito de Cotahuma que dejó 11 heridos, la noche del jueves. Se conoció que las lluvias provocaron que la pared se humedeciera. 

Asimismo, la secretaria de Salud de la Alcaldía de La Paz,  Verónica Hurtado, dijo que 7 de los 11 heridos recibieron el alta médica. En tanto, dos fueron derivados al hospital de Clínicas y otros aún están en el centro médico de Catahuma donde reciben atención. 

OTROS Unas 30 viviendas quedaron enterradas tras la mazamorra ocasionada por las riadas, informó ayer el alcalde del municipio de Luribay en La Paz, Andrés Vásquez. 

Añadió que no hay reporte de personas heridas, desaparecidas o fallecidas. También dijo que las lluvias caídas, entre el jueves y viernes, provocaron el desborde de los ríos Chincha y Porvenir, publicó el portal Urgentebo. 

Se perdieron más de 800 hectáreas de producción de frutas y hortalizas, además en las principales vías de esa región hubo derrumbes. 

La autoridad solicitó a las autoridades atender la emergencia. Indicó que el municipio requiere herramientas, gaviones y combustible para la maquinaria que permitirá encausar los ríos tras la mazamorra. 

Se conoció que unas 500 familias quedaron afectadas por la pérdida de sus viviendas y su producción. Los damnificados fueron alojados en una escuela de la comunidad.