Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de abril de 2020
  • Actualizado 16:21

JAIME APARICIO OTERO, EMBAJADOR DE BOLIVIA ANTE ESTE ORGANISMO

“Fue fundamental el informe de la OEA en la caída y fuga de Morales”

El diplomático boliviano dejó en claro que el líder del MAS no quiere elecciones pacíficas porque “saldrá perdiendo”. Además, aseguró que se priorizará un “proceso transparente”.
El diplomático Jaime Aparicio Otero, en un momento de tranquilidad en los interiores de su despacho. PETER LUNA SILLARICO
El diplomático Jaime Aparicio Otero, en un momento de tranquilidad en los interiores de su despacho. PETER LUNA SILLARICO
“Fue fundamental el informe de la OEA en la caída y fuga de Morales”

La presidenta en transición de Bolivia, Jeanine Áñez, posesionó en el cargo de embajador de Bolivia ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) al diplomático de carrera Jaime Aparicio Otero (65 años), quien trabajó estrechamente con el expresidente César Gaviria cuando este fue secretario de la OEA en la década del 90.

El nuevo representante de nuestro país ante ese organismo señaló que empezó su carrera luego de culminar sus estudios en la primera promoción de la academia diplomática en 1979, cuando le tocó trabajar en un puesto no jerárquico de la cancillería. 

“Empecé en el último puesto de la cancillería, en la recepción de notas, en este mismo edificio”, sonríe.

Fue subsecretario en el primer gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada (1993–1997). Tras la conclusión llegó a trabajar con Gaviria, quien fue secretario de la OEA. Por ocho años ocupó un cargo importante. Luego se dedicó a la actividad privada como analista y asesor político, hasta noviembre de 2019.

P: ¿Cuál será la primera tarea de su administración?

R: Estamos yendo a representar a Bolivia en un foro que cobró importancia desde que subió el secretario general Luis Almagro, porque antes de él los secretarios generales de la organización se escudaban en el argumento de que solo podían hacer lo que los países pedían.

P: ¿Existen antecedentes de intervenciones de la OEA en casos similares al que sucedió en Bolivia el 20 de octubre?

R: Cuando Gaviria fue secretario de la OEA hubo dos intentos de golpe y fraude. El de golpe fue en Paraguay, cuando el presidente Carlos Wasmosy casi fue derrocado por un golpe militar, acompañé a Gaviria, viajó hasta Paraguay y se puso al lado del presidente constitucional y lo evitó. 

Al ver que estaba ahí Gaviria, el general Oviedo desistió del golpe. Tenemos el caso de Perú con Fujimori, en el que hubo un fraude que le hicieron al candidato Toledo. Luego, con el secretario Insulza, que pertenecía al grupo de países del foro de Sao Paulo, retrajo a la OEA de participar en todos estos temas como el de Venezuela y Nicaragua.

P: ¿Cómo influyó el informe de la OEA respecto a las elecciones en el país?

R: Con Insulza, la OEA era irrelevante en temas de crisis. Con Almagro se ha convertido en el organismo más importante. Dos datos: primero, respecto a la caída, fuga y renuncia de Evo Morales fue fundamental el informe de auditoría de la OEA. Sin él, la historia hubiera sido distinta. Segundo, cuando el secretario Almagro dijo ante los 34 países de las Américas que en Bolivia hubo golpe, pero que lo dio Morales, esa frase fue determinante para que las naciones se dieran cuenta de que existía un fraude que justificaba todo lo que pasó después.

P: Evo Morales observó el informe de la OEA...

R: Sí, pero no tiene credibilidad porque mandó a sus ministros Arce y Pary a hablar ante los países y decir que estaban dispuestos a recibir una auditoría. Firmaron una carta diciendo que el informe de esa misión iba a ser vinculante. Cuando no les fue favorable intentaron ubicar a Almagro para que no publicara el informe.

P: ¿Cómo califica la labor del anterior embajador de Bolivia ante la OEA?

R: El trabajo de ellos era ideológico y político, era desempeñarse en beneficio de un proyecto compuesto por una alianza entre Cuba, el nuevo gobierno de México y el de Nicaragua, es decir, el socialismo del siglo XXI.

P: Con miras a las elecciones, ¿será coherente que participe un partido que hizo fraude?

R: Los responsables no pueden participar porque cometieron delitos. Uno de los pedidos desde el exterior fue que estas sean elecciones inclusivas.

P: ¿Si no se permitía participar al MAS en las elecciones, cuál hubiera sido el panorama?

R: Se les hubiera dado una tercera línea de narrativa en el exterior, la primera fue el golpe, se les cayó, la segunda era la violencia racista, porque son hábiles para victimizarse, y la tercera hubiera sido que no los dejan participar en la elección y no se les ha dado el pretexto.

P: ¿Quién sale perdiendo con unas elecciones transparentes?

R: Hay una sola persona que no quiere elecciones  pacíficas: Evo Morales porque sale perdiendo. Alguien que sale al exilio al final no tiene vigencia. Morales tiene recursos de la corrupción.

P: ¿Cuál será la primera tarea de su gestión? 

R: Que estas elecciones salgan bien. Luego queremos hacerlo con la comisión de derechos humanos para que se acaben estas tergiversaciones en relación a los supuestos casos de racismo, quema de símbolos y violencia. 

P: ¿Se invitará a observadores de la Unión Europea (UE)?

R: Sí, es una misión exploratoria. Van a trabajar con el Tribunal Supremo Electoral. Luego, la UE decidirá si manda una misión clásica de observación electoral. Si se unen la OEA y la UE, tendremos una cobertura grande. Ojalá que puedan penetrar en todo el territorio nacional, que hayan garantías para que ingresen, incluso, al Chapare.

Perfil

Jaime Aparicio Otero nació el 30 de agosto de 1955. Obtuvo una licenciatura en Derecho de la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz y un diplomado en el Instituto de Estudios Políticos de París.

Es padre de tres hijos, quienes viven en Estados Unidos. Viene ejerciendo la carrera diplomática por más de 30 años.