Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 01 de diciembre de 2022
  • Actualizado 19:48

Fricciones en el MAS: Evo apunta a las elecciones y Arce suma apoyo en el Legislativo

El 27 aniversario del partido oficialista ha hecho aflorar las tensiones internas entre las facciones abanderadas por el expresidente y el actual mandatario
Las tres principales figuras del MAS en un acto del partido. URGENTEBO
Las tres principales figuras del MAS en un acto del partido. URGENTEBO
Fricciones en el MAS: Evo apunta a las elecciones y Arce suma apoyo en el Legislativo

La lucha interna en el Movimiento Al Socialismo se ha agudizado en los últimos días. Las diferentes corrientes del partido de gobierno buscan hacer pesar su posición en medio de un escenario en el que para el presidente Luis Arce, la prioridad es la gestión de gobierno, para el líder del MAS, Evo Morales, al parecer son las elecciones y para el Vicepresidente del Estado, recuperar la esencia del instrumento político.

Mientras la cúpula del partido que lidera Evo Morales busca allanar el camino para la candidatura del expresidente para las elecciones generales del 2025, el actual presidente Luis Arce desarrolla un plan para fortalecer su gestión y mejorar su relación con la Asamblea Legislativa Plurinacional.

El sábado, desde la localidad yungueña de Coripata, el vicepresidente Choquehuanca recordó que en estos días se celebra un nuevo aniversario del MAS y con ese motivo pidió volver a las raíces del partido que generó un cambio político el 2006. “Un día como ayer nos reunimos en Santa Cruz  para que los k´aras (personas que no tienen principios, valores, sentimientos y ética) ya no nos manejen más. Son 27 años que han pasado desde  que creamos nuestro instrumento, mismo  que ahora corre el riesgo de desnaturalizarse. Necesitamos  recuperar su esencia”, sentenció.

El 23 de marzo, el diputado Rolando Cuéllar compartió un video en sus redes sociales en el que muestra que está en la Casa Grande del Pueblo junto a la bancada cruceña para sostener una reunión con el presidente Arce. En la fotografía sonríen ambos y el legislador dijo, por redes so-ciales, que Arce “le expresó su confianza”.

Cuellar mostró la fotografía días después de que fuera expulsado con ignominia del partido azul, porque pidió un congreso nacional para que el MAS elija a sus nuevos dirigentes.

“Hay luchas internas, hay legítimas aspiraciones de poder, de generaciones y regionales, pero el dique de contención es Evo Morales y el grupo duro no le hace bien al MAS. El señor Morales está en campaña electoral y lo ve al presidente Luis Arce como un potencial adversario”, explicó a El Compadre el analista Franklin Pareja.

Añadió que lo que hace Morales no es inteligente porque en vez de unir al partido azul, lo divide, porque “humilla, expulsa y denostar” a quien tiene una voz diferente. La cúpula entiende “como traición” a quien piensa distinto.

En ese marco, el vocero presidencial Jorge Richter afirmó que la prioridad del Primer Mandatario es lograr resultados con la gestión de Gobierno.

“El Presidente hoy no tiene miradas electorales; el Presidente hoy está absolutamente concentrado en la gestión, le puedo dar fe de aquello, absolutamente concentrado en la gestión”, aseguró Richter.

En esa línea, hace unos días, el exvicepresidente Alvaro García Linera ya planteó un escenario sensible para el MAS rumbo a las elecciones de 2025. “Teóricamente, tienen la posibilidad (Arce y Choquehuanca) de que pudieran plantear su candidatura el 2025 y tienen todo el derecho a hacerlo (...), lo que pasa es que no sabemos cuál será la posición de ellos en término de las elecciones, si serán candidatos dentro del MAS o no lo serán”, dijo  García Linera en esa entrevista

Criticas a Evo Morales

La exsenadora del MAS y ahora alcaldesa de El Alto, Eva Copa, coincide en que Morales es el que no deja avanzar y frena la renovación del partido de gobierno. El 24 de marzo, tras una reunión con el vicepresidente David Choquehuanca, dijo: “Ha sido un expresidente, fue líder indígena, nosotros lo respaldamos, pero su ciclo ha concluido. Creo que tiene que dar paso a nuevas generaciones”.

Copa recibió el revés político de Morales, porque el 2021 decidió que no sea la candidata del MAS a la alcaldía de esa urbe en las subnacionales. El resultado fue catastrófico para las aspiraciones masistas, porque Copa ganó esos comicios con otra sigla.

“Esperamos que (en el MAS) puedan limar asperezas, porque no les están haciendo bien a su  partido, lo están matando, pues, con sus diferencias con sus intereses”, dijo la exsenadora.

Por su lado, la exdirigenta de las Mujeres Interculturales, Angélica Ponce, salió a criticar a Evo Morales, aunque también le mostró el apoyo en momentos difíciles tras su renuncia y salida del país en el 2019.

Desde hace unos días, Ponce denuncia que en el MAS hay “un entorno machista” en el partido que no deja un espacio para los nuevos cuadros femeninos.

Eduardo del Castillo es otro de los que está en la mira de la vieja estructura del MAS. 67 asambleístas de la bancada del MAS decidieron interpelarlo por haber dicho que hay diputados que tienen entre tres y ocho hectáreas de coca. Aunque no hizo alusión al Chapare, los legisladores del trópico no aceptaron disculpas ni precisiones. Y estará sentado en el banquillo de los acusados.

Para el analista Franklin Pareja, la Asamblea Legislativa no defiende a Arce, sino a Evo Morales y su lealtad es al líder del partido. “Es inédito que lo interpele la misma fuerza oficialista. Es la primera vez que el MAS interpela a un ministro y probablemente busque su censura para destituir-lo”, resaltó.

“Entonces, que se ha producido con la expulsión de Cuéllar, lo que hace es capitalizar fuerzas para Luis Arce, porque trae de su lado a diputados que pueden hacer más viable su gestión”, subrayó.