Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de enero de 2021
  • Actualizado 12:42

Fiscalía de Oruro rechaza denuncia contra Evo y dirigentes por bloqueos de agosto

En las carreteras del país ocurrieron bloqueos de movimientos sociales afines al MAS exigiendo el desarrollo de elecciones e impidiendo el paso de tanques de oxígeno.
Los bloqueos en carreteras. Archivo
Los bloqueos en carreteras. Archivo
Fiscalía de Oruro rechaza denuncia contra Evo y dirigentes por bloqueos de agosto

La Fiscalía de Oruro rechazó este miércoles la denuncia interpuesta en contra del expresidente Evo Morales y dirigentes del Pacto de Unidad, por los supuestos delitos de atentado contra la salud pública, destrucción y deterioro de bienes del Estado, durante los bloqueos que se registraron en agosto de este año.

"El Ministerio Público determinó rechazar la denuncia que presentó el Comité Cívico de Oruro, en contra del exmandatario Evo Morales y tres dirigentes sindicales miembros del denominado Pacto de Unidad, que eran acusados de varios delitos que presuntamente habrían cometido durante los bloqueos que se registró en el país el mes de agosto", declaró el fiscal de materia, Aldo Morales.

La denuncia interpuesta por los cívicos de Oruro también era en contra del secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, el extinto secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, Orlando Gutiérrez, y de la dirigente del Pacto de Unidad, Segundina Flores.

La denuncia fue presentada por la presidente del Comité Cívico de Oruro, Rosario Sandalio, el pasado 14 de agosto.

"Estamos esperando que nos notifiquen con el rechazo de la denuncia que presentamos como ente cívico, para presentar objeción en el plazo establecido", sostuvo Sandalio.

Las protestas y bloqueos que se registraron en agosto de este año, impulsados por la COB y el Pacto de Unidad, exigían que las elecciones generales no sean aplazadas debido a la pandemia.

El gobierno transitorio denunció que los bloqueos impedían el traslado de oxígeno a los hospitales, en plena cúspide de la enfermedad.