Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de enero de 2021
  • Actualizado 04:51

Fiscalía inicia proceso contra Camacho por terrorismo; otras dos denuncias están pendientes

El exlíder cívico y excandidato a la presidencia denunció persecución jurídica contra él, su padre, y el alto mando militar y policial. Dijo que no huirá.
El excandidato a la presidencia y exlíder cívico Luis Fernando Camacho junto al excandidato a la vicepresidencia Marco Pumari en la campaña electoral. ARCHIVO
El excandidato a la presidencia y exlíder cívico Luis Fernando Camacho junto al excandidato a la vicepresidencia Marco Pumari en la campaña electoral. ARCHIVO
Fiscalía inicia proceso contra Camacho por terrorismo; otras dos denuncias están pendientes

La Fiscalía admitió ayer una de las tres denuncias que pesan contra el exlíder cívico y excandidato de Creemos, Luis Fernando Camacho por el delito de terrorismo, en el marco de los hechos de violencia suscitados en noviembre de 2019 y que obligaron a la renuncia del entonces presidente Evo Morales, tras las Elecciones Generales.

Camacho negó los cargos en su contra y aseveró que asumirá el proceso y no huirá a diferencia de lo que hizo Evo Morales en 2019.

 “Niego enfáticamente, además, haber participado en algún golpe de Estado, es más, en Bolivia en noviembre del pasado 2019 no existió golpe de Estado, solo existió un pueblo que se rebeló ante un descomunal fraude electoral, reconocido por el propio Evo Morales que anuló las elecciones; existió además la renuncia del Presidente y operó una sucesión constitucional”, aseveró mediante redes sociales.

Continuó asegurando que la figura de golpe de Estado está solo en la imaginación masista.

“Ya lo he manifestado, si han decidido iniciar un proceso en mi contra, no voy hacer como hizo Evo que huyó del país; voy a asumir mi defensa como corresponde, con la frente en alto y la conciencia limpia de no haber hecho nunca nada ilegal, ni traicionar a mi pueblo”, agregó.

En una entrevista con Unitel, Camacho explicó que tiene tres procesos: uno en la ciudad de La Paz, otro en Cochabamba por el exministro de Gobierno Carlos Romero y una ampliación de denuncia por el delito de sedición.

“No es la diputada ni es solamente el presidente es una agenda del MAS de persecución", señaló.

El proceso interpuesto por la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Lidia Patty, también es contra el padre de Camacho, José Luis y altos jefes policiales y militares. Están involucrados el excomandante de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman; el general Carlos Orellana, entonces comandante de Operaciones y luego comandante de las FFAA; Flavio Gustavo Arce San Martín, jefe de Estado Mayor; y el excomandante de la Policía, Yuri Calderón. De acuerdo con el Sistema Integrado de Registro Judicial, la denuncia fue aceptada y tipificada como terrorismo. Patty considera que lo ocurrido en noviembre de 2019 fue un "golpe de Estado" y se menciona como víctimas al expresidente Evo Morales, el exvicepresidente Álvaro García, y los expresidentes del Senado, Adriana Salvatierra, y de Diputados, Víctor Borda.

Hace tres días, la exparlamentaria del MAS presentó la denuncia contra los seis uniformados y cívicos por los delitos de conspiración, pero la Fiscalía la rechazó, según El Deber, porque no estaba fundamentada de manera correcta, por lo que después de subsanar las observaciones la volvió a presentar y fue aceptaba.