Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 19:45

Camacho, su papá y 4 excomandantes no pueden salir del país tras activarse alerta migratoria

La demanda es por el presunto "golpe de Estado". El Ministerio Público dice que puede convocar a Evo Morales y Álvaro García Linea en calidad de "víctimas".
Foto de archivo del exlíder cívico, Luis Fernando Camacho.
Foto de archivo del exlíder cívico, Luis Fernando Camacho.
Camacho, su papá y 4 excomandantes no pueden salir del país tras activarse alerta migratoria

El Ministerio Público activó hoy la alerta migratoria contra el líder de Creemos, Luis Fernando Camacho, su padre José Luis Camacho Parada; los comandantes militares Williams Kaliman Romero, Flavio Gustavo Arce San Martín, Sergio Carlos Orellana Centellas y el comandante de la policía, General, Yuri Calderón Mariscal, en el marco de una denuncia que presentó la exdiputada del MAS, Lidia Patty, quien considera que las personas mencionadas son responsables del presunto “golpe de Estado” en 2019.

El Ministerio Público activó la alerta migratoria en contra del líder de la alianza Creemos, Luis Fernando Camacho, su padre, José Luis Camacho, y de cuatro excomandantes de las Fuerzas Armadas (FFAA) y de la Policía, contra quienes admitió una denuncia por los delitos de terrorismo, sedición y conspiración.

El fin de semana, el fiscal asignado a este caso, Omar Mejillones, informó que empezó a recabar información para iniciar la fase preliminar de la investigación de este caso en una demanda que fue interpuesta por la exdiputada Lidia Patty, del Movimiento Al Socialismo (MAS), por el presunto “golpe de Estado” contra Evo Morales. Con la alerta migratoria se busca impedir que los sindicados salgan del país.

El Ministerio Público admitió la denuncia de Patty el viernes, luego de que la demanda fue observada el martes de la semana pasada, debido a que en el documento no estaban individualizadas las pruebas en contra de los sindicados.

Patty demandó a Fernando y José Luis Camacho, a los excomandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA) Williams Kaliman y Sergio Orellana y al exjefe de la Armada Flavio Gustavo Arce San Martín, además del excomandante de la Policía Yuri Calderón, por el delito de terrorismo, sedición y conspiración en contra del gobierno de Morales.

Desde el Ministerio Público también se informó que el expresidente Evo Morales y el exvicepresidente Álvaro García Linera pueden ser convocados para que declaren en calidad de víctimas, debido a que el "golpe de Estado" se dio en contra de su gobierno.

Tras conocer la demanda, el mismo lunes de la semana pasada, Camacho aseguró que enfrentará el proceso. “No me voy a ir, no hice nada ilegal, tampoco soy cobarde, vamos a esperar que nos citen para ir a declarar. (Pero) lo que hubo fue un fraude electoral del Movimiento Al Socialismo (MAS) y, sin duda, un acto de cobardía frente al pueblo que se paró a todo lo que fue el fraude”, declaró.

“Se veía venir este proceso, es la clásica jugada que tiene el Movimiento Al Socialismo de querer amedrentar”, agregó Camacho, quien aseguró que asumirá su defensa con la verdad. Este fin de semana también ratificó que está a la espera de la citación del Ministerio Público para asumir su defensa.

Patty señaló que su denuncia tiene base en declaraciones públicas que apuntan a que José Luis y Fernando Camacho negociaron y pagaron a uniformados para desestabilizar al gobierno electo democráticamente. En criterio de Patty, los responsables de la renuncia de Morales a la Presidencia deben ser castigados.

“En un momento dije que mi padre me llamó para decirme que los militares habían salido desde Cochabamba para ir a ayudar a los mineros de Potosí y que esa era una noticia pública. De ahí, los pedidos que se hicieron a la Policía y a los militares fueron dados en el Cristo Redentor (en cabildos), de manera pública y por la dignidad de la institución”, explicó Camacho.