Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de enero de 2022
  • Actualizado 22:16

AMBOS MUNICIPIOS ENTRARON A UNA NUEVA ETAPA DE LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Fijan el trabajo comunitario a infractores de la cuarentena en La Paz y más control en El Alto

La normativa local sanciona también con arresto el incumplimiento en las medidas de bioseguridad y los horarios de tránsito vehicular. Asimismo, dispone la prioridad que deben tener en la atención y protección del coronavirus COVID-19 los sectores vulnerables.
Fijan el trabajo comunitario a infractores de la cuarentena en La Paz y más control en El Alto

El municipio de La Paz aprobó ayer la Ley de regulación de la cuarentena dinámica condicionada y de corresponsabilidad ciudadana, para ingresar a una nueva etapa de lucha contra la pandemia, que permita reactivar la economía local y sancionar las inconductas de los vecinos para evitar mayor propagación del coronavirus COVID-19.

La normativa local, aprobada en sesión extraordinaria virtual, dispone, entre otros aspectos, sanciones a los habitantes que incurran en actos que pongan en peligro la salud pública como el trabajo comunitario, además de la donación voluntaria de sangre por parte de los pacientes recuperados del coronavirus, según ABI.

El incumplimiento a las disposiciones locales prevé el arresto de los infractores, su conducción inmediata ante la autoridad competente "sin perjuicio de la denuncia penal correspondiente ante el Ministerio Público", además de la limpieza y fumigación de calles, espacios públicos, jardinería, reforestación o cualquier otra actividad en beneficio de la comunidad.

Cornejo explicó que la normativa local establece el cumplimiento ciudadano con todas las medidas de bioseguridad, con los horarios de tránsito ya dispuestos en los decretos emitidos por los niveles central y municipal, que están vigentes en el marco de la prevención y protección de la vida y la salud.

El artículo 10 de la Ley local señala la prioridad que deben tener las personas adultas mayores, niñas, niños y adolescentes, personas que tienen enfermedades de base y/o crónicas, personas con discapacidad y mujeres en estado de gestación y lactancia para acceder a la atención y protección de COVID-19.

También hace referencia al derecho de acceder a información veraz y oportuna en canales oficiales para conocer las medidas de bioseguridad que le permita a la ciudadanía actuar con responsabilidad respecto a la pandemia.

"La Ley básicamente norma muchas de las cosas que se han visto que, de pronto, no se han cumplido durante la cuarentena rígida, como el uso obligatorio de barbijos, el lavado de manos, la desinfección, mantener la distancia física. A medida que vayamos retomando nuestras actividades y vayamos viendo cómo se comporta la población tomando todas las medidas de bioseguridad es que vamos a poder estar tranquilos", puntualizó la presidenta del Concejo Municipal y proyectista de la norma, Andrea Cornejo.

Asimismo, la normativa dispone la máxima restricción en la salida de las niñas, niños y adolescentes, salvo situación justificada excepcionalmente (como citas médicas y urgencias) en compañía y resguardo de la madre/ padre/ tutor (a), guardador (a) o cuidador (a), quien está en la obligación de demostrar la situación justificada de excepción en pleno uso de sus facultades y cumpliendo las normas de protección y bioseguridad.

CONTROL Por otro lado, el secretario municipal de Movilidad Urbana de El Alto, Fernando Flores, informó que, a tres días de levantar la cuarentena en esa urbe, se intensificaron a 29 puntos estratégicos de control para el transporte público en esa urbe.

"Seguimos trabajando en los controles en los distintos puntos, empezamos con 24 puntos de control, ahora son 29; estos son estratégicos en los que realizamos los controles al transporte público", dijo.

Flores precisó que, solamente en el cruce de Villa Adela, en la jornada del martes se decomisaron 25 placas a choferes que incumplieron con las medidas de bioseguridad y no adecuaron sus motorizados a lo establecido por la Alcaldía de El Alto.

Indicó que estos trabajos de control se iniciaron el lunes 25 de mayo y es coordinado con representantes de la Federación Andina de Choferes, con el apoyo de su control sindical, además de la Policía Boliviana.