Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de junio de 2022
  • Actualizado 11:09

Fijan atención en caso Áñez tras informe sobre justicia en la ONU

Gobierno alerta sobre “imprecisiones” del relator Diego García-Sayán y dice que cumple con las recomendaciones para las reformas. Foro de Madrid pide liberar a expresidenta.
Diego García-Sayán en el informe ante la Asamblea de Derechos Humanos de la ONU. OHCHR
Diego García-Sayán en el informe ante la Asamblea de Derechos Humanos de la ONU. OHCHR
Fijan atención en caso Áñez tras informe sobre justicia en la ONU

El informe del relator para la independencia de jueces y abogados de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Diego García-Sayán, ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra (Suiza) deja reacciones internacionales en torno al juicio contra la expresidenta Jeanine Áñez, sentenciada a 10 años de cárcel por el caso denominado “golpe de Estado II” por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes.

Desde el Gobierno advierten de “imprecisiones” de parte del Relator que pueden ser tergiversados y malinterpretados y dan a conocer del trabajo que se viene realizando en el marco de la reforma judicial, en base a tres ejes.

García-Sayán manifestó que el caso de Áñez “pone de manifiesto temas estructurales de la administración de justicia como la generalización de la detención preventiva”. 

“Todas las personas tienen derecho a un juicio justo y a las garantías judiciales de la ley. Esto no tiene, ni debe tener, no puede tener ninguna excepción”, manifestó.

A su vez, alertó de una “injerencia política” y presión de “agentes no estatales”, sumadas a las bajas remuneraciones en jueces que abren las puertas a la corrupción.

LAS ACCIONES

El ministro de Justicia, Iván Lima, explicó que Bolivia realizó acciones concretas en la transformación de la administración de la justicia y es labor del presidente Luis Arce lograr que el proceso esté acompañado del escrutinio internacional, en base a las recomendaciones. Los tres ejes que puntualizó pasan por la revalorización de la justicia indígena con la designación de un viceministro en el área; la necesidad de ajustar la Ley 073 de deslinde jurisdiccional; y el camino a la “justicia de paz y reconciliación” en el país. Sobre el reto de tener jueces de carrera, informó que hasta deiciembre de este año ya no habrá más jueces transitorios, en coordinación con la Asociación de Magistrados y la Escuela Judicial.

Anticipó también que esta semana el Gobierno presentará un informe ante instancias que se crearon en las Naciones Unidas para mejorar los derechos humanos de la población.

REACCIONES

Tras el informe, el Reino Unido, mediante su Ministerio de Asuntos Exteriores, se sumó a la preocupación de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los derechos Humanos (OACNUDH) en Bolivia y el Relator de la ONU respecto a cómo se desarrolló el juicio contra la expresidenta y una posible intervención política.

La Oficina advirtió de seis aspectos que afectaron el debido proceso en el juicio por el caso denominado “Golpe de Estado II”, mientras que García-Sayán expresó su preocupación por declaraciones del expresidente y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, quien reveló que durante una reunión se habló de que el proceso sea en la vía ordinaria y no un juicio de responsabilidades.

“Alentamos al gobierno boliviano a encarar de buena fe una reforma judicial sustancial”, se lee.

Por su parte, los senadores y diputados del Foro de Madrid llegaron ayer hasta el penal de San Pedro de La Paz para pedir libertad y justicia para Áñez. Intentaron visitarla, pero su pedido fue rechazado. Aseguran que su juicio fue político e ilegal y comprometen a seguir con las gestiones, en busca de mostrar lo que sucede en el país.

“Está en manos de Arce liberar a los presos políticos para no estar del lado de los dictadores del continente”, dice el pronunciamiento en Facebook.

Tras saludar a los movilizados desde una ventana del penal, la expresidenta hizo conocer una carta en la que agradece el apoyo y califica a los jueces como sicarios políticos a tiempo de advertir que se encuentra secuestrada.

Para el representante del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Manuel Morales, el informe de García-Sayán, es un “sopapo” para el Gobierno y la justicia.