Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 12:49

Exministro va a la cárcel y agrava líos en el MAS; piden explicaciones

Edwin Characayo fue enviado con detención preventiva a Palmasola mientras que el ex director de Desarrollo Rural, Hiper García, a San Pedro, por cinco meses por el caso soborno.
El exministro Edwin Characayo (d) junto a sus abogados en la audiencia de medidas cautelares, anoche. APG
El exministro Edwin Characayo (d) junto a sus abogados en la audiencia de medidas cautelares, anoche. APG
Exministro va a la cárcel y agrava líos en el MAS; piden explicaciones

El exministro de Desarrollo Rural y Tierras Edwin Characayo fue enviado a la cárcel de Palmasola, de Santa Cruz, con detención preventiva por cinco meses, mientras que su supuesto cómplice, el ex director de Desarrollo Rural, Hiper García, fue trasladado al penal de San Pedro de La Paz por el mismo tiempo. 

Así lo dispuso anoche la jueza del Tribunal Tercero Anticorrupción de La Paz, Claudia Castro, en la audiencia cautelar en la que ambos fueron acusados por cuatro delitos, luego de ser sorprendidos con $us 20.000 que sería parte de una coima para favorecer el saneamiento de tierras en Santa Cruz.

Algunas organizaciones afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) agravaron los líos y la división al interior del partido asegurando que este caso fue una trampa y apuntaron al entorno del expresidente Evo Morales. 

EL PROCESO

El Viceministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción apeló ayer la decisión judicial y reiteró la petición de detención preventiva por seis meses mientras dure la investigación por los delitos de concusión, beneficios en razón del cargo, uso indebido de influencias y cohecho pasivo propios.

Más temprano, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, señaló que hay al menos otros dos funcionarios involucrados en el caso.

Dijo también que tras el allanamiento a las viviendas de Characayo y García se encontraron equipos que pertenecen al Estado.

ACUSACIONES

Desde el sector de los interculturales, organización que puso en el cargo a la exautoridad, consideran que todo fue “planificado” y apuntan por lo sucedido a exministros de Evo Morales.

“Para nosotros, como organizaciones sociales del departamento de La Paz, esto es algo planificado, no solamente por los exministros del compañero Evo, ustedes saben quiénes son, sino de la oposición, la derecha y las logias”, dijo el ejecutivo departamental de interculturales Elmer Contreras, según ERBOL.

El exejecutivo nacional de los interculturales y actual presidente de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Henry Nina, reveló que existe una lucha entre “antiguos y nuevos”.

Entre tanto, la coordinadora de organizaciones sociales de San Julián manifestó ayer que Characayo, representante suyo, fue objeto de una “trampa” por lo cual dieron 48 horas al ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, para que vaya a esa región cruceña a brindar un informe al respecto.

El dirigente Isidro Pacsi junto a representantes de la coordinadora observó que los que pagaron el soborno no hayan sido detenidos

“Esto está planificado, desde el Ministro de Gobierno, no sé de quién, pero ahí está. Siempre al Ministro (Characayo) que era un joven que era de San Julián estaban queriendo sacar, por todo lado lo estaban buscando, no lo han pillado ni por un lado, pero había esta oportunidad, seguramente para hacer una trampa, le hicieron pisar un palito, por eso lo han sacado”, sostuvo.

Advirtió también con tomar el predio El Triunfo, por cuyo saneamiento se habría dado el soborno.   

GOBIERNO

Del Castillo descartó que haya una trampa y reveló que el sábado recibió la denuncia de extorsión y comenzó la investigación junto a un grupo de inteligencia de la Policía tras recibir el apoyo del presidente del Estado, Luis Arce, “caiga quien caiga”.

A su turno, el ministro de Justicia, Iván Lima, pidió a la organización de los interculturales que aclare la denuncia que, según reveló, señala que 200 mil dólares serían destinados a dirigentes de San Julián.

“En la denuncia se señalaba que 200 mil dólares iban a los dirigentes de las comunidades de San Julián y esto es inadmisible, no porque pensemos que ellos han recibido dinero, sino porque no se puede mancillar instituciones tan grandes como los interculturales que son un pilar de este proceso. Y no estamos planteando una acusación contra ellos, les estamos pidiendo que, como todo ciudadano boliviano, aclaren, investiguen y nos den respuesta”, dijo.

Agregó que los interculturales de Santa Cruz exigirán al Gobierno que se respete las plazas que tienen a cargo del Ministerio de Desarrollo Rural y la Dirección departamental del INRA.

Por su parte, el dirigente de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia, Adalid Carbajal, citado por Oxígeno, señaló que el sector no permitirá que otra organización social ocupe estos espacios de poder porque tienen gente capacitada y profesional.