Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 14 de junio de 2024
  • Actualizado 01:30

Evo pidió eliminar “subvención exagerada”, luego aclaró que deben seguir existiendo

La política del subsidio inició a comienzos del siglo y se ha mantenido por 23 años en nuestro país. En 2010, Morales levantó el subsidio a los combustibles, sin embargo, después de ocho días, el exmandatario dio un paso atrás.

El expresidente Evo Morales, en una fotografía de archivo. EFE
El expresidente Evo Morales, en una fotografía de archivo. EFE
Evo pidió eliminar “subvención exagerada”, luego aclaró que deben seguir existiendo

El líder del Movimiento Al Socialismo, Evo Morales, aclaró este lunes que tras sus declaraciones en Radio Kawsachun Coca respecto a la subvención de combustible, no se refirió a que estas deban dejar de existir, sino mas bien que se tiene que eliminar que sean “exageradas”.

Para el expresidente, la “subvención exagerada” es un cáncer para la economía.

"Para derechistas que les gusta tergiversar, repito lo que declaré en @RKCnoticias: 'Debe haber subvención, pero tampoco puede ser exagerado, una subvención exagerada es cáncer para nuestra economía. Eso es una sangría. Entonces hay que ver cómo eliminar (esa subvención exagerada)”, escribió Morales en su cuenta de Twitter.

Ayer, el exmandatario sostuvo una entrevista en RKC y mencionó el tema, indicando que debe haber subvención, pero no en exceso.

“Es harta plata, eso es una sangría para la economía boliviana, entonces, hay que ver cómo eliminar”, refirió, en su programa radial, recordando que en una oportunidad él intentó suprimir las subvenciones.

2010

Morales, en su época al mando del país, eliminó en una ocasión y solo por unos días dichos subsidios, lo cual generó una ola de críticas.

En 2010, la gestión de Evo determinó quitar los subsidios de algunos combustibles mediante el Decreto Supremo 748. El hecho generó una serie de manifestaciones en contra.

La política del subsidio inició a comienzos del siglo y se ha mantenido por 23 años en nuestro país.

INCREMENTO Y DENUNCIAS

El Gobierno argumentó que los incrementos en el precio de la gasolina, diésel y el gas se deben a las consecuencias de la guerra europea entre Rusia y Ucrania y, según los datos de Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos, YPFB, el costó de la subvención en la gestión 2022 llegó a 1.700 millones de dólares.

Respecto a YPFB, el exministro de Gobierno, Carlos Romero, denunció la semana pasada que la estatal habría realizado un "negociado" con dos empresas observadas por varios países de Latinoamérica. Al respecto, la empresa negó dichas acusaciones.