Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 16 de mayo de 2022
  • Actualizado 05:00

Evo niega la existencia de un "México Chico" en el Trópico de Cochabamba

El expresidente Evo Morales.
El expresidente Evo Morales.
Evo niega la existencia de un "México Chico" en el Trópico de Cochabamba

A través de su cuenta de Twitter, Evo Morales, el expresidente del Estado, líder del Movimiento al Socialismo (MAS) y de las Seis federaciones del Trópico de Cochabamba, negó la existencia de un "México chico" en esa zona cochabambina.

"Desmentimos la falsedad de la supuesta existencia de un "México Chico" en el Trópico de Cochabamba. En 2011, agentes chilenos y la DEA trataron de involucrar a la dirigencia cocalera en una investigación. Ahora un excarabinero acusado de robo en su país trata de hacer lo mismo", reprochó Morales en la popular red social.

El expresidente, en ese sentido, pidió a la Policía boliviana investigar a fondo y "evitar este y otros casos de corrupción que involucran a malos policías para preservar la dignidad y soberanía de la institución del orden".

"Es inadmisible que agentes foráneos con procesos por robo en su país denigren al Trópico", acotó.

Hace días, algunos medios de comunicación informaron que según el investigador chileno Hugo Bustos, "México chico" es el sobrenombre de una población que está ubicada al interior del Chapare, Cochabamba, yh allí van a parar una parte de los vehículos robados en Chile. Las mencionadas fuentes aseguraron que ésta es una de las varias localidades "sin ley" que hay en Bolivia y donde se comercializan los motorizados ilegales en diferentes ferias.

"Esos vehículos (robados) estaban en México chico, a ese lugar no se puede entrar (a rescatar vehículos robados) porque es peligroso, tampoco va la Policía, no entran las autoridades, no se puede hacer nada. Pregunte a la gente de ese lugar cómo es México chico, allá no se meterán los policías a realizar un operativo", relató Bustos, responsable de la ONG Grupo Búsqueda de Vehículos (GBV) robados.

Bustos fue protagonista del reportaje emitido por un medio chileno, que evidenció el negocio de la venta de autos robados e indocumentados (chutos) en Bolivia, actividad en la que participan redes de delincuentes chilenos y algunos policías bolivianos, según el operativo que hizo esa ONG.