Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de octubre de 2020
  • Actualizado 16:49

Evo: el drama de un “eterno soltero” que apelaba a mensajes sexistas y ahora es blanco de denuncia por presunto estupro

El expresidente Morales, acusado por el Ministerio de Justicia, atraviesa un duro momento. Hace 12 años, dijo, en forma “jocosa”, que una vez terminada su gestión se iría a su "cato" con una quinceañera. El analista Fernando Salazar concluye que el exmandatario alimentó un perfil “mujeriego”.

El expresidente Evo Morales.
CRÉDITO: RCN
El expresidente Evo Morales. CRÉDITO: RCN
Evo: el drama de un “eterno soltero” que apelaba a mensajes sexistas y ahora es blanco de denuncia por presunto estupro

En una declaración con múltiples fallas de ortografía (y sin firmas del declarante ni del asignado al caso), salida a la luz con el membrete la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), N. M., la muchacha cochabambina de 19 años con la que aparece el expresidente Evo Morales en fotografías y un video filmado en Buenos Aires, dijo haber conocido al exmandatario en 2015, en el Trópico, cuando tenía 16. En la ocasión, según su discurso, se acercó a Morales y lo saludó en el carnaval. Aseguró que en 2018 comenzó una “amistad” con el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) y luego sostuvo un vínculo que se prolongó en el tiempo. “Siempre mi relación ha sido sentimental desde que estoy con él. Nunca he hablado de política”, habría mencionado la adolescente, de acuerdo con lo que figura en un informe aparentemente de la FELCC que dio a conocer el periodista John Arandia.

El presente del expresidente no es de los mejores. El material gráfico viralizado en medios y redes sociales, los rumores sobre un supuesto “romance” con la joven, que dataría desde que ella era menor de edad, la afirmación del periodista estadounidense Jon Lee Anderson sobre la presencia de la muchacha cuando él entrevistó al entonces jefe de Estado, y la reciente denuncia que sentó el Ministerio de Justicia bajo la etiqueta de presunto “estupro, trata y tráfico de personas y abuso sexual” han sido condimentos demasiado duros para la imagen del nacido en Orinoca, Oruro.

El tenor de la trascendencia internacional es grande. “Gobierno boliviano denuncia a Evo Morales por supuesta relación con una menor”, tituló Infobae, de Argentina, “El Gobierno denuncia a Evo Morales por una denuncia con una menor hace cinco años”, graficó La Vanguardia, “Bolivia: abren una investigación por una supuesta relación de Evo Morales con una menor”, optó por encabezar La Nación, de Argentina.

A estas horas, las investigaciones parecen avanzar. Mientras tanto, el líder del MAS, asilado en el territorio argentino, prefiere no pronunciarse con respecto a las acusaciones en su contra.

FRASES SEXISTAS Si desde 2008 Morales se animó a dirigir frases con un intento de “jocosidad” vinculadas con tintes “sexistas” que han resistido en la memoria social, ahora su presente lo enfrenta con severas acusaciones.

Basta remontarse a 2008 para recordar. En aquel año, el expresidente refirió: “Yo dije, alguna vez, que acabo mis años de gestión (me retiro) con mi cato de coca, mi quinceañera y mi charango”. En 2010, durante la apertura de la Conferencia Mundial de Los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, expresó: “El pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres lo comen tienen desviaciones en su ser como hombres". Un año más tarde, fue más enfático: “Cuando voy a los pueblos, quedan todas las mujeres embarazadas y en sus barrigas dice: Evo Cumple”.

En 2015, en el acto de entrega de 34 ambulancias en Beni, elevó un comentario que algunos colectivos LGBT (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transgénero) consideraron como poco afortunado. “No quiero pensar que usted es lesbiana”, le dirigió directamente a la entonces ministra de Salud Ariana Campero. Después, debió pedir disculpas tanto a ella como a los que se sintieron afectados.

El analista y docente investigador Fernando Salazar concluye que existió tinte sexista. “Otros antecedentes son sus declaraciones sexistas y de su personalidad. ‘Me iré a mi chaco con mi quinceañera…”, ello es una broma de mal gusto, o simplemente ostentación de su vida privada y admirada por algunos cercanos a él. Ahora deberá asumir las consecuencias de su personalidad. Su partido tendrá que ver el tipo de líder que tiene”.

“CASADO CON BOLIVIA” Es sabido que el exmandatario no se casó. Es más, algunas veces bromeó al respecto. En una entrevista con Oxígeno en 2013, reconoció que siempre ha sabido que las mujeres no querían llegar a formalizar legalmente la unión amorosa con él. “Una vez pregunté: '¿Por qué me dejas, si yo quiero casarme contigo? Y ellas me decían: 'No, no, no. Te van a meter en la cárcel o te van a mandar al cementerio. No quiero estar viuda ni sufrir”.

Padre de Evaliz Morales Alvarado (26) y de Álvaro Morales Peredo (25), Evo se mantuvo soltero. De hecho, en la misma nota con Oxígeno lanzó un chascarrillo al asegurar que estaba "casado con Bolivia", que hace siete años soñaba regresar a su chaco, en el Trópico. “Tengo plantaciones. Quisiera hacer cosechas y parrilladas, para que vengan (los ministros) con sus nietos".

De acuerdo con el portal Vistazo, el exdirigente cocalero reconoció a Evaliz cuando esta tenía 7 años. La muchacha nació luego de la relación que el líder del MAS sostuvo con la exdirigente política Francisca Alvarado Pinto. También según el mismo medio, fue necesario que la mujer denunciara al entonces diputado para que este se hiciera cargo de las responsabilidades.

Álvaro, por su lado, es hijo de Marisol Peredo, una maestra del área rural. En 2009, apareció en la pantalla de TV exhibiendo las condiciones de precariedad en las que aparentemente se encontraba junto a su madre. El Vistazo reportó que Álvaro tenía solo 14 años cuando se dirigió a su padre, relatando sobre las carencias: “Le pido a mi papá que me ayude, nada más que eso. Una casa le pido, porque después, en toda mi vida no le he pedido nada". En agosto de 2019, el muchacho aprobó su examen y se graduó como ingeniero civil.

El analista Salazar considera que el ex Jefe de Estado alimentó un perfil “mujeriego”. “Las fotos de su vida privada, con parejas junto a bienes, muestra una faceta de su personalidad. Actuaba como primer mandatario”. De acuerdo con su apreciación, el punto observado es que “haya fusionado” aquello con recursos del Estado. “Lo grave es que mezcló su vida privada con actos y recursos públicos. Y esto era un secreto a voces”. Con respecto a las aseveraciones últimas que apuntan a un presunto vínculo sentimental de Morales con menores de edad, cree que las investigaciones demorarán, puesto que se trata de un tema delicado y no es correcto aseverar tales acusaciones en contra del exmandatario.

Salazar establece una comparación entre el caso de N. M. y el de Gabriela Zapata, conocido en 2016. Concluye que el primero fue producto de un hecho conspirativo que atentó hacia la figura de Evo, pues fue orquestado y “planificado para que saliera a la luz” en un momento decisivo, pocos días después se concretara el referendo.

ANÁLISIS PSICOLÓGICO La psicóloga Carla Ibárcena analiza el panorama desde el lado social, en primera medida. Concluye que el exdirigente cocalero siempre intentó presentarse como alguien identificado con la reivindicación de los derechos de los pueblos originarios y campesinos.

“Se mostró como el hombre bandera del bienestar de la gente originaria. Desde el personaje, se creó una identidad que exhibe a la sociedad como su enemiga. Es decir, todo lo que la sociedad juzgue de lo que hago es debido a que estoy reivindicando los derechos de un sector reprimido”, advierte la especialista en salud mental.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad