Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 09 de diciembre de 2019
  • Actualizado 00:39

Evo ahora pide que le dejen terminar su mandato y dice que ya no será candidato

En una entrevista con “Al Jazeera” dijo: “Retiro mi candidatura”. Y reveló que está buscando la manera “legal” de regresar.
El expresidente de Bolivia, Evo Morales, durante una entrevista en México.
El expresidente de Bolivia, Evo Morales, durante una entrevista en México.
Evo ahora pide que le dejen terminar su mandato y dice que ya no será candidato

Después de provocar cierta zozobra el fin de semana al hablar con la BBC y avisar que tiene derecho a presentarse a nuevas elecciones, Evo Morales dio otra entrevista para aclarar los tantos y decir que en realidad solo quiere volver y terminar su mandato, y retirar su candidatura, informó clarín.com que cita como fuente a Al Jazeera.

Si lograra regresar, observó el exmandatario, no buscaría competir en nuevas elecciones, pero sí quisiera completar los dos meses restantes de su mandato .

"Déjenme volver y terminar mi mandato", dijo a Al Jazeera, desde su exilio en México.
A la BBC en cambio le había dicho: "No tengo fecha, pero voy a volver allí en cualquier momento. Tengo todo el derecho de participar en las elecciones, pero dicen no Evo, no Evo. ¿Por qué tienen miedo a Evo?".

Las palabras de Evo cayeron en un enorme embalse de crispación social en Bolivia , donde sectores afines a su persona llevan a cabo masivas manifestaciones y bloqueos de rutas. Y este lunes prometen ir por más.

Pero en diálogo con Al Jazeera cedió ante una posible candidatura. "No sé porque están asustados con Evo, no quieren que participe (en elecciones); está bien, todo por la vida, por la democracia. Retiro mi candidatura, pero deberían dejarme terminar mi mandato. ¿Se entiende?”.
"Extraño mucho (Bolivia)", dio también. "Estoy buscando una forma legal de volver y estar con la gente que resiste la dictadura, el golpe", siguió.

El expresidente boliviano está exiliado en México tras renunciar luego de que el jefe del ejército y de la policía le sugieran que dimitiera en medio de una fuerte movilización popular por un supuesto fraude en las elección del pasado 20 de octubre.

"No puedo estar fuera del país. Estoy acostumbrado a estar con la gente como líder sindical y como presidente, a hacer mi trabajo", dijo Morales.


Protestas y diálogo
Este lunes promete ser un nuevo día de protestas en Bolivia, pero al mismo tiempo será otra jornada de diálogo.
Se espera sean presentadas nuevas propuestas de negociación para poner fin a una crisis que se tornó más violenta tras la renuncia de Evo y que suma 23 muertos en casi un mes.

La Iglesia católica convocó a una rueda de prensa para este lunes, en la que se espera llame a un "diálogo nacional" para acercar posiciones entre el gobierno interino de la derechista Jeanine Áñez y sectores afines a Morales.

También este lunes, la bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS, de Morales), que es mayoría en el Congreso, llamó a los grupos legislativos minoritarios a una reunión "para trabajar, conversar, debatir sobre la coyuntura política" y "pacificar" el país, según dijo el domingo la diputada Betty Yañíquez.

Y la ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, mostró en una carta su disposición a "participar en una mesa trabajo y diálogo" en la localidad de El Alto, vecina a La Paz, para "atender las demandas" de los líderes locales y sellar "acuerdos que permitan pacificar". Allí los vecinos habían llamado desde este lunes a "un cerco a la ciudad de La Paz" para forzar "la renuncia inmediata" de Áñez.