Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 22 de mayo de 2024
  • Actualizado 23:02

Embajador de Argentina se va condecorado, se emociona y se adhiere a la resistencia ante Milei

Ariel Basteiro, parte del gobierno de Alberto Fernández, vaticinó un panorama complicado con el libertario en el país vecino. 
Basteiro señaló que la adenda debe firmarse antes de diciembre./ EMBAJADA DE ARGENTINA
Basteiro señaló que la adenda debe firmarse antes de diciembre./ EMBAJADA DE ARGENTINA
Embajador de Argentina se va condecorado, se emociona y se adhiere a la resistencia ante Milei

Las funciones de Ariel Basteiro como embajador de Argentina en Bolivia llegan a su fin. A escasos días para que termine su tarea, el diplomático agradeció a las autoridades de nuestro país, lamentó el futuro de la nación vecina con Javier Milei en el poder y se declaró en filas de la resistencia.

"Decir con toda claridad que se viene un momento que, creo, el pueblo argentino va a tener que soportar, que resistir. Hay un gobierno que es negacionista en cuanto al tema de los derechos humanos porque hay un gobierno que pretende terminar con todos los avances y leyes, derechos sociales, porque hay un gobierno de ultraderecha que va a aplicar un proyecto económico neoliberal con privatizaciones. En esa resistencia seguramente me encontrarán. Más allá de cambiar el traje por la campera, en la lucha que vemos en la calle sabremos reconocer el acompañamiento de los compañeros del MAS y los movimientos políticos y sociales que hay aquí en Bolivia". 

Aquello fue parte de lo dicho por Basteiro hoy lunes, tras ser reconocido por Bolivia con la condecoración de la Legión de Honor Mariscal Andrés de Santa Cruz y Calahumana en el grado de Gran Cruz.

El diplomático le agradeció a los ministros, viceministros y otros funcionarios, a tiempo de confesar que es "bastante fácil para las lágrimas".

"El mundo mira a Bolivia como un proyecto político superador, por los logros de 2006 hasta hoy".

Recordó, además, lo sucedido en 2019, al calor de la crisis social y la renuncia de Evo Morales.

"Denunciar que no era un proceso constitucional el que se ha dado en Bolivia, sino un golpe de Estado", dijo.

Antes, el diplomático saliente se reunió con el presidente Luis Arce, con la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, con el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, y con la canciller Celinda Sosa, entre otras personas.